Las empresas aragonesas mejoran su «rating» y alcanzan el aprobado

Todos los sectores obtienen una calificación crediticia superior a 5 en el periodo comprendido entre 2012 y 2014, según un informe de Bravo Capital

Todos los sectores obtienen una calificación crediticia superior a 5 en el periodo comprendido entre 2012 y 2014, según un informe de Bravo Capital.

La evolución de las ventas de las empresas aragonesas fue muy positiva, ya que aumentaron un 4% en 2013 y un 10% en 2014, hasta superar la cifra de 27.046 millones de euros. Especialmente relevante fueron las de los sectores de construcción y transporte y tecnología, que aumentaron un 82% y un 18%, respectivamente. Ademas, en 2014, estas compañías redujeron su endeudamiento cuatro puntos porcentuales, y pasaron a financiar con recursos propios el 50% de sus activos.

El objetivo de este informe es el análisis de la evolución de los principales datos de las cuentas de resultados y de los balances, así como diferentes ratios de solvencia, liquidez o apalancamiento, de las empresas mas grandes de Aragón en los años 2012, 2013 y 2014. El informe representa el 6% de las empresas de la región y el 49% de la cifra de negocio de dichas compañías. Según el análisis de Bravo Capital, las empresas Aragón500 mejoraron su «rating» un 3% entre 2012 y 2013, pasando de un 4,87 a un 5,02, y un 3,2% entre 2013 y 2014, alcanzando un 5,18. Esto implica que las que más facturaron en Aragón durante 2014 fueron, precisamente, las que lograron pasar de grado especulativo a grado de inversión.

La evolución del índice de financiación con recursos propios de las empresas analizadas en Aragón500 fue prácticamente plana. A lo largo del periodo, este índice creció cuatro puntos porcentuales, hasta alcanzar el 50% en 2014. Entre 2012 y 2014, el ratio por el que las empresas redujeron su endeudamiento fue mas alto en Aragón que en la media de España, donde en 2014 se situó en el 29%.

Las empresas aragonesas incrementaron un 4% sus ventas en 2013, y un 10% en 2014, hasta los 27.046 millones de euros. En siete de los nueve sectores, la cifra de negocio aumentó de 2012 a 2013, lo que muestra una recuperación en Aragón tanto del consumo como de la demanda. En 2014, todos los sectores, excepto minería, energía y gas, aumentaron sus ventas. En concreto, los sectores de construcción y transporte y logística registraron un mayor peso de las ventas en la región, con un 82% y un 18% del total de la cifra de negocio total de la región, respectivamente.

La localización de Aragón en el eje central de las grandes ciudades española (Bilbao, Madrid, Valencia y Barcelona) y del sur de Francia (Burdeos y Toulouse) hacen de esta región de España un lugar estratégico para, principalmente, los sectores relacionados con transporte y logística e industria.

Por su parte, los beneficios empresariales crecieron un 26% entre 2012 y 2013, y un 29% entre 2013 y 2014, hasta alcanzar los 1.702 millones de euros. La industria manufacturera representó el 38% del Ebitda con mayor beneficio y con mayor desarrollo a nivel logístico y tecnológico.

Las empresas analizadas para el Informe Aragón500 registraron una deuda financiera agregada bruta de 5.684 millones de euros en 2014, lo que supone una disminución del 6% respecto a 2013.

Menos endeudados

Respecto a la deuda financiera a corto plazo, el total agregado cayó un 8% en 2013, y un 4% en 2014, por lo que las empresas registraron una deuda financiera a corto plazo menor que al principio del periodo. Los dos sectores que más recortaron su deuda a corto plazo en 2014 fueron construcción y comercio mayorista. En cuanto a la deuda financiera a largo plazo, ésta se mantuvo plana en 2013 respecto a 2012. Sin embargo, en 2014 retrocedió un 7% respecto a 2013, hasta los 3.895 millones de euros.

El «Análisis de Coyuntura de Compañías españolas Cotizadas», elaborado por Bravo Capital, mantiene que el ratio del total agregado de la economía española se situó en 4x en 2012 y 2013, y 4,1x en 2014; lo que quiere decir que, en 2013 y 2014, Aragón estuvo por debajo de la media española, es decir, posee un mejor ratio que la media de España. Las caídas mas pronunciadas, tanto en 2013 como en 2014, se originaron en los sectores de transporte y logística, industria manufacturera, industria automovilística y minería, energía y gas. Los dos sectores con un menor ratio fueron construcción y servicios, pero a la vez fueron los más endeudados.