Actualidad

Las hipotecas, más baratas que nunca

El tipo de interés medio de las firmadas en agosto fue del 2,55%, el más bajo de la serie del INE. Pese al precio, la firma de créditos para vivienda se hundió un 30% por la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria y la ralentización económica

El tipo de interés medio de las firmadas en agosto fue del 2,55%, el más bajo de la serie del INE. Pese al precio, la firma de créditos para vivienda se hundió un 30% por la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria y la ralentización económica.

Publicidad

Más baratas que nunca... y más por los suelos de lo que se recuerda en mucho tiempo. El mercado hipotecario vivió un mes de agosto paradójico. Atendiendo a los diferenciales, en las hipotecas constituidas sobre vivienda, el tipo de interés medio empleado fue por segundo mes consecutivo el 2,55%, el más bajo de la serie histórica, y también fue un 3% inferior al del mismo mes de 2018, según la estadística que ayer dio a conocer el INE.

Sin embargo, a pesar de ser tan baratas, la firma de hipotecas registró un sonado descalabro. La rúbrica de estos créditos se hundió un 29,9%, hasta las 20.385 operaciones, lo que constituye el mayor desplome registrado desde febrero de 2014.

A primera vista, el descalabro que sufrió el sector inmobiliario en agosto tiene un culpable: la entrada en vigor en junio de la Ley de Crédito Inmobiliario. Según afirman todos los expertos, la inseguridad que introdujo esta norma congeló la concesión de hipotecas. De hecho, el propio instituto estadístico cree que el cambio legal «podría haber afectado a los datos publicados en agosto, al tratarse de hipotecas inscritas en los Registros de la Propiedad en agosto procedentes de escrituras públicas realizadas en los meses anteriores».

Pero si se rasca un poco la superficie, no han sido sólo los cambios legales los que han propiciado el hundimiento de la firma de hipotecas en agosto. La ley ha contribuido a ahondar la ralentización que ya vive el sector desde hace meses. Y así lo reconocen los propios portales inmobiliarios. Fotocasa lo denomina «proceso de normalización». Aunque asegura que en los meses finales del año la estadística volverá a crecer, también advierte de que lo hará a un ritmo menor que en los meses pasados y de que las hipotecas inscritas se estancarán en un nivel muy similar al de 2018, con cerca de 345.000 hipotecas.

Publicidad

Fernando Encinar, jefe de estudios del portal Idealista, espera que los datos de hipotecas sigan en negativo durante el próximo mes para retomar la senda alcista en el último trimestre del año, «cuando volverán a su situación de crecimiento suave motivada por la ralentización progresiva del número de compraventas».

El INE también ha puesto al descubierto que las hipotecas fijas son ya una alternativa muy clara a las de tipo variable. Del total de los créditos rubricados, el 58,2% lo fueron a tipo variable y un 41,8% a tipo fijo, cuyos diferenciales cayeron un 0,1%. Desde que el euribor entró en barrena, la banca se ha lanzado a ofrecer préstamos a tipo fijo a precios interesantes para asegurarse los ingresos. La estrategia inquieta al BCE porque unas hipotecas fijas muy baratas también pueden erosionar su rentabilidad.

Publicidad