Actualidad

Modelo a seguir en tiempos difíciles

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El domingo nos dejó un empresario que es un ejemplo a seguir para todos, al convertir El Corte Inglés en un referente de la distribución en España. Con 18 años comenzó a trabajar en El Corte Inglés de la mano de su tío Ramón Areces. Empezando desde abajo llegó a convertirse en presidente de la compañía, y cumplió 25 años, como primer ejecutivo de la empresa, el pasado 27 de Agosto.

Isidoro Álvarez convirtió lo que era una pequeña empresa en un grupo líder mundial, que tuvo unos ingresos en 2013 de 14.291 millones de euros y un beneficio neto de más de 170 millones de euros.

Tras el fallecimiento de Ramón Areces, el 2 de agosto de 1989, fue nombrado presidente de El Corte Inglés.

Durante su gestión se consolidó la expansión del principal grupo de distribución española mediante la diversificación del negocio en hipermercados, agencias de viaje, compañías de seguros y servicios tecnológicos. Entre sus aportaciones figuran la división de supermercados, Opencor y Supercor, que complementan a los hipermercados Hipercor, la cadena de moda Sfera y la adquisición de su principal competidor, Galerías Preciados, en 1995.

Pocas cosas se le pueden reprochar a su gestión. En los últimos años ha habido muchas voces críticas debido al anquilosamiento financiero de la compañía, con unos gastos operativos muy elevados, un exceso de capacidad, una imagen de marca cara, competidores bien posicionados y a mejor precio... Ante esta situación cualquier gestor tendría que llevar a cabo un ajuste radical para ajustar la estructura de capital, pero Isidoro Álvarez prefirió no llevar a cabo medidas dolorosas y siguió primando a los proveedores nacionales y su número elevado de empleados.

Hacía poco que El Corte Inglés había tomado medidas extraordinarias, como estudiar la emisión de deuda para financiar su balance, y el nombramiento de ejecutivos de gran relevancia, que serán encargados de encabezar la nueva etapa del gigante de la distribución, Dimas Gimeno Álvarez, consejero director general, y Manuel Pizarro, adjunto a la presidencia.

Nos ha dejado una figura ejemplar con una trayectoria envidiable, que ha sabido enfrentarse a momentos muy complicados de su sector dirigiendo una compañía líder. Ahora el entorno macroeconómico empieza a tener un mejor color, con nuestro país dejando atrás la recesión (PMIs por encima de 50, consumo interno en España también empieza a repuntar, ventas minoristas creciendo en lo que va de año...). Veremos si la nueva Dirección continúa con la misma política de gestión en un entorno algo más favorable, porque en España necesitamos más empresas como El Corte Inglés o Mercadona, que generan crecimiento y riqueza año tras año, pese a las adversidades.

*Asesor Financiero UAX / Renta 4 Banco