Naturgy, una compañía que crea valor para el accionista

La empresa española que opera en los sectores eléctrico y gasístico destacó en 2018 por ser el valor que más subió en el selectivo español

Naturgy tiene una atractiva política de remuneración al accionista
Naturgy tiene una atractiva política de remuneración al accionista

La energética Naturgy ha experimentado una fuerte revalorización en Bolsa coincidiendo con la llegada de Francisco Reynés a la Presidencia Ejecutiva de la empresa. En 2018 destacó por ser el valor que más subió en el selectivo español, más del 15%. Así la compañía ha pasado en poco más de un año de los 19,09 euros por acción a cotizar en 27 euros, la cota más alta de la última década.

Esto supone una revalorización de un 24% durante el 2019, lo que le convierte en uno de los mejores valores del selectivo de este año. Así Naturgy vale hoy casi 8.000 millones más desde la llegada de Reynés (6 de febrero de 2018) a la compañía gracias a los cambios de gestión y al respaldo que tiene de fondos de inversión como CVC y Capital Research, entre otros, que ya la acompañaron en su etapa de Abertis. La credibilidad de Naturgy en el mercado está asentada sobre la solidez de su Plan Estratégico, que se sustenta en cuatro pilares:

Simplicidad: La compañía arrancó su transformación estratégica presentada al mercado el pasado mes de junio. Por un lado, Naturgy llevó a cambio importantes cambios en su gestión con la simplificación organizativa y la reducción del Consejo de Administración. Asimismo, ha dotado de autonomía financiera y recursos a cada una de las áreas de negocio con el fin de que sean más autónomas y eficientes.

Optimización y eficiencia: La energética aceleró el plan de eficiencias, que tiene un objetivo de 500 millones anuales de reducción de costes en 2022. El ejercicio 2018 cerró con unas eficiencias anuales recurrentes de 110 millones de euros que requirieron unos costes de captura de 180 millones. Para 2019, se ha comprometido a alcanzar otros 100 millones de euros adicionales en eficiencias para lograr el objetivo global de 500 millones en 2022.

Disciplina de capital: Naturgy ha puesto el foco en la generación de caja con la evolución del propio negocio y con las desinversiones de activos no estratégicos, que se ha dedicado, principalmente, al crecimiento en activos estratégicos, a la reducción de deuda y a la remuneración del accionista. Del crecimiento en activos estratégico destaca la nueva potencia renovable que se está desarrollando en España, así como los nuevos proyectos de renovables en Australia, Chile y Brasil.

Accionista: Otro de los aspectos clave en el cumplimiento del Plan Estratégico es el compromiso con la retribución al accionista. La compañía incrementó el dividendo un 30% en el ejercicio 2018, hasta los 1,30 euros la acción, y a partir de ahora y hasta 2022, lo aumentará un mínimo del 5% anual. Como ya se avanzó al mercado, la compañía también puso en marcha un plan de recompra de acciones propias en caso de ausencia de oportunidades de inversión inorgánica que encajaran con la creación de valor para el accionista. Desde que presentó este programa, ya ha invertido 238 millones de euros de los 400 millones previstos hasta junio. Los analistas han aplaudido el sólido modelo de negocio. JP Morgan elevó su valoración para las acciones de Naturgy a 23,50 euros desde los 21,50. De hecho Goldman Sachs recomendó en febrero de 2019 la compra de acciones de Naturgy dado el potencial alcista continuo de reducción de costes, crecimiento orgánico continuo y enfoque de gestión en remuneración a los accionistas. La banca de inversión y de valores más grande del mundo da un precio objetivo a sus acciones de 27,50 euros, lo que supone un potencial de un 14% sobre los 24 euros a los que cotizan hoy los títulos de la energética. «La reducción de costes, el crecimiento orgánico en el negocio regulado y la recuperación en el negocio liberalizado (suministro de gas y generación de electricidad) serán los principales motores de crecimiento en los próximos años».

Objetivos: Entre los objetivos de la compañía para este 2019 se encuentra demostrar el progreso en el Plan Estratégico. Para ello reforzará el crecimiento con la puesta en funcionamiento de más de 900MW de capacidad renovable, principalmente en España. La compañía invertirá unos 2.000 millones de euros en 2019, siempre cumpliendo con sus «reglas de oro» de forma que dicho crecimiento cree valor para el accionista y genere crecimiento futuro. Este año seguirá poniendo de relieve la atractiva política de remuneración al accionista. Prevé la distribución de dividendos por importe total de 1.365 euros por acción, un 5% más que en 2018. La remuneración total del accionista se sitúa en estos momentos por encima del 7%, la más alta del Ibex 35.

Confirmación de rating

Naturgy está presente en más de 30 países, cuenta con 18 millones de clientes y una plantilla de 12.700 personas. El año pasado facturó 24.339 millones de euros. Es la mayor compañía integrada en gas y electricidad de España y primera distribuidora de Latinoamérica. La multinacional energética obtuvo por parte de Moody´s la calificación Baa2, equivalente a un aprobado, con perspectiva estable. Mientras que S&P Global confirmó el rating «BBB» de Naturgy a largo plazo con perspectiva «estable».