Nintendo, Sony y Microsoft envían una carta a Trump por la política económica con China

Las tres grandes compañías de videojuegos rechazan la subida de aranceles impuesta al país asiático: “los precios de las consolas aumentarán un 25% y cerca del 96% de los sistemas mundiales se fabrican allí”

Las tres grandes compañías de videojuegos rechazan la subida de aranceles impuesta al país asiático: “los precios de las consolas aumentarán un 25% y cerca del 96% de los sistemas mundiales se fabrican allí”

Sony, Nintendo y Microsoft, las tres grandes compañías relacionadas con el desarrollo y la producción de videoconsolas y videojuegos, se han unido para redactar una carta para Donald Trump en la que le piden que frene la política arancelaria impuesta a China. El país asiático es uno de los principales manufactureros de consolas y de juegos, por lo que el incremento de los aranceles perjudica gravemente a la industria.

En el cuerpo del escrito las tres empresas concuerdan al decir que “cerca del 96% de las consolas importadas a Estados Unidos fueron fabricadas en China”, algo que, tras incrementarse los aranceles, implicaría “un aumento de los costes en productos que ya están fabricados bajo condiciones preacordadas”. Además, inciden en que “las tarifas interrumpirían la actividad comercial de las empresas y añadiría costes significativos que podrían incidir en el número de ventas de consolas y videojuegos”.

En el párrafo siguiente las compañías inciden en la cantidad de videojuegos que se venden y el impacto que ello tendría para la población: “Dos de cada tres hogares cuenta con, al menos, un jugador asiduo de videojuegos, y cerca del 60% de los americanos juega diariamente. Un incremento del precio en un 25% pondría esta forma de consumo fuera de las manos de muchos ciudadanos”. Aquí figura el documento completo.