Paradores pone el ojo en el Golfo Pérsico

El actual equipo de la cadena hotelera pública se marcó, hace ya cuatro años, un objetivo claro: reestructurar la deuda adquirida y reiniciar la recuperación de los ingresos. Ahora, se prepara para dar el salto exterior.

El equipo gestor que se incorporó en 2012 heredó una entidad con pérdidas de más de 41 millones de euros y un déficit financiero de 111 millones. La situación económica del organismo era muy delicada. Máxime, teniendo en cuenta las declaraciones del ministro en más de una ocasión, recordando a sus gestores que «el Estado no puede permitirse rescatar cada año a Paradores».Para solventar esta situación, hace más de un año definicó su nueva apuesta: un modelo de franquiciado, tanto doméstico como exterior, que se convierta en fuente de ingresos y catalizador de la internacionalización de la red. Muchas han sido las especulaciones sobre acuerdos con países del todo el mundo. Montenegro, Colombia, Arabia Saudí o Irak han sido algunos de ellos; sin embargo, pocos son los que finalmente han sido estudiados. Aparte del recién estrenado Casa da Ínsua, establecimiento ubicado al norte de Lisboa, Paradores se encuentra en negociaciones avanzadas con Omán y en acuerdos preliminares con México, Perú e Irán.

Con este tipo de convenios, la empresa, que cerró el ejercicio de 2014 con un incremento del 9,3% de los ingresos netos, ha dado sostenibilidad a la recuperación, lo que garantiza su estrategia de expansión.

Próximo destino: OmÁn

Tras su última visita a España, el sultán Qaboos propuso a la Secretaría de Estado de Turismo iniciar las negociaciones pertinentes para firmar un acuerdo de colaboración con Paradores. Apenas unos meses más tarde, y tras evaluarse más de una decena de edificios históricos, presentó en Mascate un informe cuyos resultados acreditan la viabilidad de un proyecto de estas características en el Golfo Pérsico y que facilitaría la recuperación del patrimonio a través de la aplicación del «know how» del organismo español en la zona.

Las fuentes consultadas prevén que Omán se convertirá en el próximo país en el que se inauguren hoteles bajo esta franquicia. «El proyecto está muy avanzado y no tardaremos en ver resultados», apuntan. De materializarse, sería la primera experiencia fuera de Europa, cumpliendo con los deseos de crecimiento que ya planteó el entonces ministro de Turismo e Información, Manuel Fraga, en los años 60 cuando visitó Egipto e Irak, a raíz del interés suscitado por los gobiernos de estos países.

Avanzan las negociaciones

Hace un mes, la presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó, se desplazó a Irán junto a la delegación española en un viaje de carácter empresarial capitaneado por los ministros Soria, Margallo y Pastor, titulares respectivamente de las carteras de Turismo, Exteriores y Fomento.

Allí, además de participar en las reuniones con los delegados gubernamentales del país, compartió mesa y mantel con los responsables de Turismo iraníes. El objetivo: crear una red hotelera basada en la ruta de la seda, diseñada a imagen y semejanza del concepto de Paradores en nuestro país. La idea, propuesta por Irán, está siendo estudiada y analizada a través de la elaboración de una serie de informes sobre su viabilidad.

Aunque las negociaciones se encuentran en fase preliminar –sólo se ha firmado un principio de acuerdo de colaboración–, existen expectativas muy positivas sobre la consecución de este proyecto.

Continuando con esta estrategia, entra en juego la firma de otros dos nuevos convenios en materia de desarrollo y cooperación turística entre España, México y Perú. Todos ellos, se encuentran en fases preliminares. «Se trata de principios de acuerdos en los que se trabajará para ver si las colaboraciones entre Paradores y las secretarías de Turismo son posibles».

México, el primero de ellos, busca a través de esta colaboración «poner en valor el patrimonio cultural y arquitectónico de regiones específicas», explicó Claudia Ruiz Massieu, secretaria de Turismo de México, tras el anuncio de la firma. En este mismo punto se encuentran las negociaciones con Perú, explican desde Paradores.