Sorpaso de la gasolina al diésel quince años después

Las ventas de vehículos de gasóleo facturaron menos que las de gasolina por primera vez desde 2003

La venta de vehículos diésel también se ha visto afectada por el "dieselgate"
La venta de vehículos diésel también se ha visto afectada por el "dieselgate"

Las ventas de vehículos de gasóleo facturaron menos que las de gasolina por primera vez desde 2003.

Quince años después, en España se vuelven a vender más vehículos de gasolina que de diésel. Según los datos de la Encuesta Industrial Anual de Productos difundida hoy por el INE, los vehículos de gasolina de menos de diez personas y con cilindrada de entre 1.500 y 2.500 centímetros cúbicos consiguieron una facturación el año pasado de 14.615 millones de euros. Tal volumen supone un incremento del 23,2% con respecto a 2017.

Frente a la subida de los vehículos de gasolina, los de gasóleo facturaron 11.009 millones de euros tras descender un 10,7% respecto al ejercicio anterior, lo que representa 3.606 millones menos que los de gasolina.

Según los datos de la patronal de los concesionarios, Faconauto, hay que remontarse hasta el año 2003 para encontrar una situación similar. Entonces, el volumen de negocio de los vehículos de gasolina se quedó con 7.284 millones de euros, frente a los 7.267 millones de los del diésel.

Faconauto ha achacado este cambio de tendencia en la venta de vehículos a la "legislación en torno al diésel"que está promoviendo el Gobierno de Pedro Sánchez. Junto a la declaración de intenciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que ha asegurado que el diésel tiene "los días contados", el Ejecutivo ha tomado decisiones concretas como la de equiparar la fiscalidad de ambos combustibles. La medida estaba recogida en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 que el Gobierno socialista no logró sacar adelante.

Pero la equiparación fiscal no ha muerto. En el Programa de Estabilidad para el periodo 2019-2022 enviado en mayo a Bruselas, el Ejecutivo de Sánchez insiste en igualar la fiscalidad de gasolina y gasóleo. Según sus cálculos, con la equiparación total se podría lograr una recaudación adicional de 2.140 millones de euros. Sin embargo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) no es tan generosa en sus cálculos. El órgano fiscalizador de las cuentas públicas calcula que igualar ambas fiscalidades aportaría a las arcas del Estado 1.318 millones de euros, 822 millones de euros menos.