Toxo se va y elige a un miembro del «aparato» para «rejuvenecer» CC OO

El secretario general del sindicato renuncia a la reelección y cede el testigo al vasco Unai Sordo

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo en su intervención hoy en la reunión extraordinaria del Consejo Confederal

El secretario general del sindicato renuncia a la reelección y cede el testigo al vasco Unai Sordo

El sindicato Comisiones Obreras (CC OO) tendrá como muy tarde el próximo 1 de julio el quinto secretario general de su historia. Ayer, el cuarto de ellos por orden cronológico, Ignacio Fernández Toxo, anunció de forma sorpresiva que no se presentará a la reelección en el XI Congreso Confederal que se celebrará este verano, en una decisión personal «muy meditada» y porque considera que es el momento de dar el paso a las nuevas generaciones, según dijo, tras comunicarlo al Consejo Confederal del Sindicato.

«Podría haber optado a un tercer mandato y así me lo habían sugerido la totalidad de las organizaciones a través de sus secretarios generales a lo largo de las consultas que he hecho en los últimos meses», remarcó, para asegurar después que la transformación que afronta el sindicato justifica su relevo. ¿Y quién será ese relevo? A falta de que a las puertas de las vacaciones se celebre el cónclave de CC OO, y al margen de la posibilidad de que surjan hasta entonces más candidatos que no estarían ya apadrinados oficialmente, el «elegido» será Unai Sordo. Se trata de un diplomado en Graduado Social que pertenece al «aparato» del sindicato y que nació en Bilbao 20 años antes que él (1972). Desde el año 2009 ocupa el cargo de secretario general de CC OO en el País Vasco.

Según explicó, Sordo cuenta con el respaldo de todas las organizaciones porque consideran que reúne las mejores condiciones para seguir fraguando el consenso interno en la central, insistiendo en que no es su candidato, sino el del consejo, que ha aprobado su candidatura por 117 votos a favor, ninguno en contra y sólo seis abstenciones.

Sin una palabra de autocrítica sobre escándalos como el de las «tarjetas black» que han salpicado estos años a su organización o sobre la aguda pérdida de afiliados sufrida, y reivindicando su papel en una CC OO que, según subrayó, estaba «muy dividida» cuando él llegó, Fernández Toxo anunció su adiós después de ocho años en los que el sindicato ha resistido a duras penas la crisis.

Con casi 65 años, el gallego que todavía ocupa la secretaría general del sindicato está a punto de cumplir su segundo mandato, tras relevar en el puesto en una reñida votación a otro histórico en la organización: José María Fidalgo. Electricista de profesión y sindicalista por vocación, Fernández Toxo convocó tres huelgas generales junto al ya ex secretario general de UGT, Cándido Méndez. Las dos primeras, contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la última contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El perfil

Unai Sordo: Sindicalista y no abertzale

Unai Sordo, de 44 años, lidera CC OO en el País Vasco desde enero de 2009. Nacido el 2 de octubre de 1972 en la localidad vizcaína de Barakaldo, Sordo es graduado social por la Universidad del País Vasco y, en su juventud, antes de incorporarse a CC OO, trabajó unos años en el sector de la madera. Llegué al sindicato «como pasa algunas veces en la vida, casi por casualidad y con conjunción de astros mediante», explica Unai Sordo en su blog.

Sordo, que se siente «muy de Bilbao y del barrio», fue «de los que no se hizo abertzale en el instituto», según dice en su blog. Aficionado a la lectura, ha colaborado con columnas de opinión en radio y mantiene un blog con temática sobre todo sindical. Asiduo de las nuevas tecnologías, le gusta explorar en internet.