El peor crimen

Director: Fabrizio Cattani. Guión: F. Cattani y Grazia Verasani. Intérpretes: Andrea Osvárt, Monica Barladeanu, Chiara Martegiani. Italia, 2011. Duración: 94 minutos. Drama.

Es un tema muy peliagudo, extremadamente doloroso y terrible el que ha intentado diseccionar Fabrizio Cattani en este filme. Protagonizado por mujeres depresivas que un día asesinaron a sus hijos pequeños, ahogados parece que muchos, hay agua por todas partes en el filme, y que se topan de pronto con sus fantasmas y su horrible culpa en un hospital psiquiátrico donde expían la condena mientras los médicos intentan que remienden con las sobras algo que ya está roto para siempre. Algunas siguen coqueteando con el suicidio, otras recuerdan a muertas en vida, y el resto habla poco; probablemente las palabras resultan escasas cuando hay que tratar ciertos asuntos atroces. Sin embargo, ni el cineasta, con una realización bastante plana y telefílmica, ni las actrices, de interpretaciones muy irregulares, deficientes y frías, ni la tramposa película consiguen que entendamos el motivo último de estos espeluznantes infanticidios, que suframos por ellas. Cuando termina la cinta, al cabo, sólo podemos sentir dolor por quienes, indefensos, han perdido una posibilidad de futuro ante la mirada impotente de un padre que todavía y siempre se preguntará por qué.