Política

Ocho provincias en diez claves

Vecinos de la localidad de Aracena votan a primera hora de la mañana en las elecciones autonómicas
Vecinos de la localidad de Aracena votan a primera hora de la mañana en las elecciones autonómicas

Del resultado de las elecciones andaluzas dependerán liderazgos y futuros pactos.

Después del tiempo de caravanas necesario para que los andaluces compararan modelos, hoy tomarán la palabra para elegir entre sus ocho provincias a los 109 diputados que configuran el Parlamento autonómico. Las claves e incógnitas que rodean a su decisión presentan múltiples aristas.

1. En el punto de mira

Este proceso electoral ha puesto a la comunidad en el foco mediático nacional porque su resultado podría convertirse en un indicador de si España abraza o no el cambio de ciclo político que auguran las nuevas formaciones nacidas al calor de la crisis. Además, en el horizonte de este mismo año se encuentran las municipales y las generales.

2. ¿Morirá el bipartidismo?

De hecho, una de las incertidumbres a despejar este 22M es si la futura fotografía de la Cámara reflejará el cacareado final del bipartidismo. Las encuestas han coincidido en pronosticar el triunfo del PSOE de Susana Díaz, pero sin una mayoría suficiente para formar gobierno. Es más, según el dibujo de los sondeos, el Parlamento de la décima legislatura será el más plural de la historia, con la presencia de al menos cinco partidos.

3. El liderazgo de Díaz

Los socialistas seguían confiando ayer en que Díaz logre 50 diputados o incluso alguno más –arañaron 47 en 2012–. De ser así, podría gobernar en solitario y buscar acuerdos puntuales con otras fuerzas, si consigue que en la segunda votación los «sí» a su investidura superen a los «no». Si se queda sin la mayoría amplia por la que ha llamado a votar, el liderazgo de Díaz podría debilitarse. Ella decidió romper con IU y adelantar los comicios, y en ella se ha centrado la estrategia del #YoconSusana. Ha compartido escenario con «su secretario general», Pedro Sánchez, sólo en dos ocasiones. La responsabilidad del resultado también podría atribuírsele. El respaldo de las urnas condicionaría además su salto a la arena nacional en el medio plazo.

4. Rajoy también se la juega

En el lado del PP, Juanma Moreno ha sido arropado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ha visitado Andalucía ocho veces, entre la precampaña y la campaña en sí, y ha estado muy presente por ser el centro de los dardos de Díaz. Tampoco han faltado varios de sus ministros y dirigentes de Génova, por lo que la culpa del descalabro que vaticinan las encuestas, de cumplirse –los populares no lo creen–, podríaser compartida. Lo que parece incuestionable es que Moreno ha ganado en proyección y ha llegado para quedarse.

5. El papel de IU

Podrán sacarse además conclusiones al final de la jornada sobre el coste que ha tenido para IU su alianza con el PSOE en la Junta. El equipo de Antonio Maíllo está satisfecho con la campaña «limpia y propositiva» que han realizado, pero habrá que ver si los votantes la respaldan. ¿Será de nuevo la federación la pieza imprescindible para gobernar? Ese papel o incluso el de bisagra podría estar reservado para dos nuevas formaciones: Ciudadanos o Podemos.

6. Ciudadanos, la sorpresa

El partido de Albert Rivera se ha convertido en la sorpresa creciente. Algunos encuestados han llegado a atribuirle hasta 15 diputados. El aspirante Juan Marín ha gobernado ocho años con el PSOE en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), por lo que hay quien no descarta que pudiera repetir a nivel andaluz. Una opción que podría perjudicar a Rivera en sus expectativas respecto a los comicios generales. Díaz no se ha referido a ello.

7. ¿Podrán con la «casta»?

Para Podemos, Andalucía será su primer test, tras su exitosa irrupción en las europeas. Con Pablo Iglesias al frente quieren acabar con la «casta» que son para ellos los partidos tradicionales y comenzar desde el Sur. Su nacimiento ha supuesto un tsunami en la escena política, si bien, habrá que comprobar si los buenos augurios se traducen de verdad en respaldo a Teresa Rodríguez en el mayor granero de votos socialistas del país.

8. Ensayo de alianzas

El puzle que conformen los sufragios puede obligar a ensayar en Andalucía una nueva forma de hacer política: la de las alianzas a las que obligan las minorías. En ese sentido, los pactos postelectorales que aquí se establezcan servirán de prueba piloto en futuras negociaciones a nivel nacional. Las mayorías absolutas podrían tardar en repetirse.

9. ¿Habrá segunda vuelta?

De momento, si transcurridos dos meses desde la primera votación para elegir al próximo inquilino de San Telmo ningún candidato resultara elegido, la presidenta tendría que volver a convocar elecciones, lo que supondría un fracaso de su búsqueda de «estabilidad».

10. Los indecisos

La respuesta a éstas, y a otras preguntas estará en buena medida en manos de los indecisos, que suponen en torno a un 40 por ciento.