Alcaldes «del cambio»: 190.204 votos menos

Podemos sufre las promesas inasumibles de los consistorios que abanderó. En Madrid pierde 105.000. Ferrol, el único que mejora.

Podemos sufre las promesas inasumibles de los consistorios que abanderó. En Madrid pierde 105.000. Ferrol, el único que mejora.

A muchos ayuntamientos españoles llegó en mayo de 2015, tras las elecciones municipales, ese «cambio» que las nuevas formaciones reclamaban. Madrid, Barcelona, Cádiz, Zaragoza... Se estrenaban nuevas fuerzas y políticos hasta entonces desconocidos: Manuela Carmena, Ada Colau, José María González («Kichi»), Pedro Santiesteve... Todos, con promesas cercanas a la ciudadanía, ofreciéndose como el antídoto al bipartidismo, llegaron a los consistorios con un programa y unas medidas que, con el tiempo, se tornaron en inasumibles. Apenas seis meses después, en las elecciones del 20-D, sus vecinos comenzaron a darles la espalda y, tras la última cita con las urnas y varios encontronazos previos con sus ciudadanos, estos han optado por quitarles su apoyo. En los ocho principales «ayuntamientos del cambio», Unidos Podemos ha perdido más de 190.204 votos.

Madrid

La que más fuerza ha perdido. El 20 de diciembre, Podemos logró en la capital de España (gobernada por Manuela Carmena) 376.283 votos que junto a los 96.366 de IU sumaban 472.649. Seis meses después, su gestión les ha llevado a perder 105.597 sufragios, ya que la coalición Unidos Podemos obtuvo el 26-J 367.052.

Barcelona

Ada Colau (Barcelona en Comú) llegaba con fuerza a la ciudad Condal en las municipales. El 20-D, En Comú Podem se hacía con 218.053 votos, pero los constantes incumplimientos y las medidas polémicas puestas en marchas (sobre todo las relacionadas con el turismo), han hecho que en estas nuevas elecciones hayan caído hasta los 196.205.

Valencia

A Joan Ribó (Compromís) también le ha pasado factura su política de cambios en forma de pérdida de apoyos. 23.519 votos se ha dejado en el camino desde el 20-D, cuando la suma de su formación con IU alcanzaba los 142.755 sufragios. Ahora, Unidos Podemos se ha quedado en 119.236.

Cádiz

José María González, más conocido en la capital gaditana y en el resto de España como «Kichi», se convirtió rápido en otro de esos alcaldes mediáticos. Sin embargo, sus medidas inasumibles y varios rifirrafes con sus vecinos han llevado a su formación a perder apoyos. No demasiados comparado con otras ciudades, pero desde el 20-D, cuando Podemos e IU sumaban 24.800 votos, ha perdido 4.423 y se sitúa ahora en los 20.377 de la coalición Unidos Podemos.

Zaragoza

Un total de 25.550 votos ha perdido la entonces no formalizada coalición Podemos-IU desde diciembre de 2015 al domingo. Si el 20-D, en la ciudad gobernada por Pedro Santiesteve (Zaragoza en Común), lograban 104.077 sufragios, la actual Unidos Podemos ha tenido que conformarse con 78.527 votos. O lo que es lo mismo, pasaría de un 34,02% de votos a un 21,8%.

La Coruña

Las denominadas «Mareas» llegaron con fuerza a numerosos ayuntamientos de la comunidad gallega. En el caso de La Coruña, donde el poder recae en el profesor Xulio Ferreiro, la sangría es de 8.313 votos. En esta ciudad, Podemos-En Marea lograba en los comicios de diciembre un total de 45.759 votos (el 31 por ciento), mientras que seis meses después, en estos segundos comicios recién concluidos, esta coalición de nuevos partidos se ha quedado con 37.446 sufragios.

Santiago de Compostela

Polémicas como la ausencia del alcalde de la ciudad, Martiño Noriega, en la ofrenda al apóstol Santiago por el día de Galicia no han hecho más que restarle apoyos. Ésta y otras cuestiones que no han gustado a los ciudadanos y desplantes han llevado a Podemos-En Marea a pasar de los 16.295 votos obtenidos el 20 de diciembre del pasado año a los 13.640 que la coalición de nuevas fuerzas obtuvo el pasado domingo: 2.655 menos.

Ferrol

Es el único de los «ayuntamientos del cambio» que ha mejorado los resultados obtenidos con respecto a las pasadas elecciones generales. Hace seis meses, en la ciudad que gobierna Jorge Juan Suárez (Ferrol en Común), la coalición Podemos-En Marea-Anova se hacía con 10.722 sufragios. Ahora, tras los resultados del domingo, es el único de estos alcaldes que puede presumir de mejorar con los 12.423 logrados.