Rivera propone a Cifuentes, Casado o Feijóo para presidentes

Eleva el tono contra el presidente y le acusa de cobrar de Bárcenas

Rivera, Girauta y Arrimadas vieron a la Selección ayer en Barcelona
Rivera, Girauta y Arrimadas vieron a la Selección ayer en Barcelona

Albert Rivera continúa con su campaña contra Rajoy y ya no oculta sus intenciones tras el 26-J. Aunque cuando se le pregunta insiste en que él no «veta» a nadie, sí que marca su línea roja garantizando que los votos de Ciudadanos no irán destinados ni a apoyar ni a abstenerse a una investidura del líder del PP. El presidente de C’s está convencido de que, ante sus presiones, el candidato del PP a la reelección renunciaría a su sillón. «Estoy convencido de que Rajoy no va a bloquear otra vez España ni a convocar otra vez elecciones pensando en su sillón», dijo Rivera el jueves en una entrevista en «El Objetivo» de la Sexta. Considera que Rajoy es «un hombre de Estado», por lo que espera «que ponga España por delante de su sillón» si se reproduce una situación similar a la que dejaron las urnas tras las elecciones del 20-D, donde el PP fue la fuerza más votada, pero no logró la mayoría suficiente para gobernar. Rivera ve legítimo que Rajoy quiera ser reelegido presidente del Gobierno sin mayoría, pero garantizó que él no va a aceptar que lidere un nuevo gobierno porque «veta la regeneración» de España por su vínculo con los casos de corrupción que han salpicado al PP en los últimos años, sobre todo el relacionado con la financiación ilegal del partido y los «papeles de Bárcenas». Esta misma idea la reiteró ayer encuentro informativo en «El Mundo» donde dijo que está dispuesto a negociar con el PP «si están dispuestos a que la persona que puede haber cobrado 340.000 de Bárcenas no siga como presidente». Ciudadanos incluso se siente con el derecho de decir quién debe ser el relevo. No sólo vetan a Rajoy, sino también a Soraya Sáenz de Santamaría. Sin embargo aceptarían a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el vicesecretario de comunicación Pablo Casado, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, o los ministros Ana Pastor y Alfonso Alonso.