“Atacar a España: si no tenéis un arma, tenéis un camión o un cuchillo”

Los servicios de información recogen la última amenaza de Isis contra la Sagrada Familia de Barcelona

EL Centro nacional de Protección de Infraestruturas y Ciberseguridad (CNPIC) ha emitido una nota informativa en la que recoge la última amenaza lanzada por el Estado Islámico contra España y, en concreto, contra el templo de la Sagrada Familia de Barcelona, auténtica obsesión de los yihadistas tras haber fracasado en el intento que tenía planeado la célula de Olot.

“Si no tenéis un arma, tenéis un camión o un cuchillo”, se dice en el cartel difundido en español, ingles y árabe.

El CNPIC es el órgano responsable del impulso, coordinación y supervisión de todas las políticas y actividades relacionadas con la protección de las infraestructuras críticas españolas y con la ciberseguridad en el seno del Ministerio del Interior.

Tal y como informó LA RAZÓN el pasado 10 de febrero, Isis (Daesh, Estado Islámico) publicó un manual en español destinado a los actores “(lobos”) solitarios, en el que explicaba las técnicas para cometer atentados y reproduce la fotografía de un jeep, de tipo Pick Up, destinado a perpetrar atropellos masivos e indiscriminados. Nuestro país, junto con Estados Unidos, Israel, Francia y otros, es señalado por los terroristas como una de las naciones a atacar.

El hecho de que los terroristas, a través de su media Muntasir, utilizaran el castellano demuestra que los responsables de la yihad se han marcado como prioridad la captación de militantes en los países de habla hispana, en especial en España.

El manual, de nueve páginas, titulado “Open Source Yihad”, va destinado a “nuestros hermanos en occidente” e incluye técnicas para hacer bombas, medidas de seguridad, tácticas de guerrilla, entrenamientos con fusiles, con el fin de que se conviertan “en una pesadilla para las imperialistas naciones opresoras”. “Permite al musulmán entrenar en casa en vez de arriesgar un viaje al extranjero”, subraya.

Sobre el jeep, señalan que la idea es que “la utilices como una máquina de chapear (romper cuerpos), no para chapear la hierba, sino para chapear a los enemigos de Alá”. Recomiendan que se coloquen cuchillas de carniceros en el frontal, con el fin de hacer el mayor daño posible de manera que “se puedan cortar hasta los huesos”. Asimismo, que se utilicen en sitios muy concurridos, calles peatonales a ser posible, y que “cojas toda la velocidad posible para lograr una masacre al máximo”.

Asimismo, recomiendan que se utilicen en sitios muy concurridos, calles peatonales a ser posible, y que “cojas toda la velocidad posible para lograr una masacre al máximo”.

En el manual se explica cómo fabricar bombas con ollas expres, utilizar venenos, como el ricino y el cianuro y otros sistemas de atentados, así como medidas de seguridad. LA RAZÓN, por motivos obvios, no publica detalles del panfleto y se limita a dar cuenta de su divulgación, de la amenaza que representa, para conocimiento de sus lectores.