La Policía Nacional detiene en Cataluña a dos pakistaníes que regentaban varios “kebabs”

Utilizaban como trabajadores a compatriotas en situación irregular

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas, empresarios pakistaníes, como presuntos autores de los delitos contra el derecho de los trabajadores y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Utilizaban a compatriotas en situación irregular para que trabajaran en “kebabs”en las localidades de Alcover y Valls (Tarragona) .

A cambio les pagaban un salario ínfimo y con horarios abusivos, en condiciones higiénicas precarias y alojados en un piso de la localidad de Alcover, alquilado por los propios hermanos detenidos, que se habían aprovechado de la situación administrativa de irregularidad en España, confiando en que no serian denunciados.

La Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Tarragona, con la colaboración de la Inspección Provincial de Trabajo y de la Seguridad Social, realizó una inspección en varios establecimientos abiertos al público situados en diversas localidades de la provincia de Tarragona ante la sosepcha de que se estuvieran cometiendo delitos relacionados con falsedades documentales y la detección de posibles casos de explotación laboral´.

En el transcurso de la actuación policial, se controlaron 14 establecimientos comerciales identificándose a 49 personas, y se procedió a la detención de dos de ellas (ambas de Pakistán) por encontrarse en situación irregular. También fueron arrestados dos ciudadanos de Marruecos, que al ser sometidos a cacheo, se comprobó que portaban 15 papelinas de cocaína, tres bolsitas de marihuana y 185 euros en billetes, presumiblemente para tráfico de sustancias estupefacientes. Se encontraban, asimismo, en situación irregular en España.