Amaiur protesta en el Congreso por la detención de la cúpula de Herrira

La coalición Amaiur ha protestado en el Congreso por la detenciónde la cúpula de Herrira, la organización de apoyo a los familiares de presos de ETA que sucedió a las ilegalizadas Gestoras pro Amnistía y Askatasuna.

Por un lado, y aprovechando la comparecencia de la ministra Fátima Báñez para presentar la reforma de las pensiones en la Comisión del Pacto de Toledo, el portavoz de Amaiur en estos temas, el sindicalista Sabino Cuadra, ha utilizado parte de su turno para denunciar la operación policial desarrollada este lunes y los incidentes con manifestantes, en los que resultó herida una senadora. Cuadra ha acabado en pie desplegando una cartel en apoyo a Herrira.

Al final, el presidente de la comisión, el socialista Manuel Chaves, ha tenido que llamar al orden al diputado, le ha pedido la retirada del cartel y ha acabado retirándole la palabra.

Paralelamente, y a la entrada de la Junta de Portavoces, el portavoz adjunto de Amaiur y diputado de Eusko Alkartasuna (EA), Rafael Larreina, ha criticado ante los periodistas las detenciones de los responsables de Herrira, que a su juicio tienen como misión ayudar a las familias de los presos y que no han cometido ningún delito.

Larreina ha criticado además que se justifiquen las detenciones alegando que Herrira sucede a dos organizaciones ilegalizadas y ha señalado que, siguiendo con ese mismo criterio de la sucesión, se podría también plantear la ilegalización del PP como entidad sucesora del franquismo. "Es un criterio sin racionalidad que no tiene razón de ser en un estado de derecho democrático", sostiene.

El diputado de Amaiur cree que esta operación policial tiene "un claro impulso político"y acusa de "irresponsabilidad"al Ministerio del Interior y al propio presidente del Gobierno, al que llama a "avanzar en la nueva etapa"de paz y "normalización política".