Ángeles Martínez: Comunista radical y enemiga de Iglesias

La Razón
La RazónLa Razón

Ángeles Martínez, que retiró las banderas de España de los escaños, no pide perdón porque «lo volvería a hacer»

Encabeza la corriente más crítica contra Pablo Iglesias. Comunista radical, activista callejera y enemiga del líder morado, así definen en la formación catalana de Podemos a Ángeles Martínez Castells, la diputada que ha dado el salto a la fama con su retirada de banderas españolas en el Parlament de Cataluña. Pero esta economista de tintes estalinistas, fervorosa defensora de la antigua Unión Soviética, lideresa de plataformas en defensa de la mujer y salud pública, tiene tras de sí una larga trayectoria docente y política. Profesora de Ciencias Económicas en la Universidad de Barcelona, Licenciada en Filosofía y Derecho, fue una histórica militante del PSUC, el partido de los comunistas catalanes, hasta pasar a la facción de ICV-Els-Verts de la mano del actual consejero de Exteriores, Raúl Romeva. «La izquierda se me quedaba pequeña», dice esta mujer rebelde ahora militante de Podemos.

Nacida en Mollet del Vallés, en una familia de tradición republicana, en su pueblo la recuerdan como una ferviente marxista y sobre todo, militante feminista. Ya en su juventud universitaria impulsó la corriente «Mujeres en lucha» y «En pié por la salud pública», una plataforma que aún preside, logrando una elevada nota en su tesis doctoral, que dirigió el entonces catedrático catalanista y miembro del PSUC, Fabián Estapé. Entre sus alumnos tenía fama de dura, exigente al máximo, y fue en esta etapa cuando conoció a un joven argentino nacido en Bahía Blanca, llegado a Barcelona con sus padres, Alberto Dante Fachín. Juntos organizaron la rama catalana de Podemos, «Cataluña sí que es Pot», y se convierten en el ala más contraria a Pablo Iglesias. En la actual división podemita catalana, fuentes del partido lo aseguran: «Ángeles es el auténtico grano de Iglesias en Cataluña».

Su ideología es radical, pero su formación sólida. Doctora en Ciencias Económicas, tiene múltiples libros y trabajos sobre economía, filosofía, derecho y salud pública. El más famoso, «Reacciona», un ensayo que firmó junto a Baltasar Garzón y Federico Mayor Zaragoza, entre otros pensadores de izquierdas. Amiga personal de Ada Colau, activistas de la CUP como Eulalia Reguant, y el diputado de ERC, Gabriel Rufián, esta mujer rubia, de convicciones comunistas, lidera la oposición a Pablo Iglesias en Cataluña. Junto a Dante Fachín es una fervorosa defensora del referéndum unilateral de independencia, sin tapujos, y por ello se lanzó a retirar las banderas españolas del Parlament. «Con orgullo y sin perdón», afirma esta profesora que dirige una revista «Realitat», en defensa de la economía marxista, salud pública y derechos de la mujer.

Profundamente republicana y separatista, participó en Portugal en la Revolución de los Claveles y, según sus alumnos, es una ferviente defensora de los movimientos revolucionarios. Ahora, es la mayor opositora a Pablo Iglesias y ha creado junto a su amigo Dante Fachín la llamada «corriente Albano». Una facción contra el líder morado y sus equipos, a quienes acusan de «dirigismo vergonzante». Se siente satisfecha de su imagen en el Parlament porque, en su opinión, «Ni patria, ni banderas, solo la república en los barrios».