Berlín se ratifica en su defensa de la legalidad vigente y EEUU reitera su apoyo a una España «unida»

La canciller alemana, Angela Merkel
La canciller alemana, Angela Merkel

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, ha asegurado hoy que el ejecutivo de Angela Merkel no ha variado su posición ante el debate soberanista catalán, en el que defiende el respeto a la legalidad vigente, tanto a los tratados europeos como a la Constitución española. "La postura del gobierno en esta cuestión no ha cambiado de ninguna manera", ha señalado Seibert en una rueda de prensa rutinaria de los portavoces del Gobierno alemán, tras ser preguntado por la resolución aprobada por el Parlamento de Cataluña para promover la independencia de la comunidad autónoma.

Estados Unidos reiteró hoy su apoyo a una España "fuerte y unida"después de que el parlamento regional de Cataluña aprobara una declaración de inicio del proceso hacia la independencia, una hoja de ruta que marca un plazo de 18 meses para alcanzar ese objetivo.

"Cataluña es un asunto interno de España, y España es un aliado cercano a Estados Unidos y una relación que valoramos enormemente", dijo a Efe un funcionario del Departamento de Estado estadounidense que pidió el anonimato. "Como ha indicado el presidente (de EEUU, Barack Obama), estamos profundamente comprometidos a mantener nuestra relación con una España fuerte y unida", añadió el funcionario.

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró hoy que el Gobierno que preside Mariano Rajoy responderá con "firmeza"si el Parlamento de Cataluña no vuelve "al sentido común"una vez que el Tribunal Constitucional declare inconstitucional la declaración independentista aprobada hoy. "Si por desgracia no se volviera al sentido común, pues evidentemente se daría la respuesta adecuada con prudencia, con firmeza, con proporcionalidad, pero con toda la claridad que nuestro estado de derecho prevé", señaló el ministro a su llegada al consejo de ministros del Interior que se celebra hoy en Bruselas.

Además el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha señalado hoy que la resolución adoptada por el Parlamento de Cataluña será recurrida y "previsiblemente anulada por el Tribunal Constitucional"y "por lo tanto no habrá existido nunca".

En el mismo sentido, la presidenta del PP de Madrid y portavoz del Grupo Municipal Popular, Esperanza Aguirre, ha defendido este lunes que dos millones de secesionistas no pueden acabar con la historia común de 46 millones de españoles. "Dos millones de secesionistas no pueden acabar con el marco de convivencia y la historia común de 46 millones de españoles", ha escrito la presidenta en su cuenta de Twitter. El mensaje ha estado acompañado por el hagstag #CataluñaEsEspaña.

El presidente del PP de Castilla y León y del Gobierno autonómico, Juan Vicente Herrera, también ha asegurado hoy en el municipio salmantino de Béjar que en esta Comunidad "correrían a gorrazos"a los dirigentes políticos si establecieran "fronteras". En un acto público del PP organizado en la plaza Mayor de Béjar, antes de la intervención del presidente Mariano Rajoy, Herrera ha asegurado que en esta Comunidad Autónoma los dirigentes políticos se esfuerzan "en mantener los servicios públicos", que ha considerado como su "razón de ser".

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha abogado hoy por cerrar filas entorno al Gobierno central para "responder de forma oportuna a este auténtico golpe democrático", después de que el parlamento catalán haya aprobado iniciar el proceso de independencia.En su blog, el también secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha ha considerado que la declaración aprobada hoy por el Parlamento catalán supone "un atentado puro a la esencia de la democracia misma"y "el fracaso total de la política catalana, enfangada entre los gestos de provocación y la realidad legal".

El candidato a la Presidencia del Gobierno por UPyD, Andrés Herzog, ha declarado que el Gobierno de Mariano Rajoy "va tarde, muy tarde"en cuanto a los pasos que va a dar para evitar la ruptura de Cataluña con España y le ha pedido que actúe "ya"pues "la pasividad no es una acción".