MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
13:10
Actualizado
  • 1

Cifuentes sube tres escaños tras la crisis de la «operación Lezo»

La presidenta madrileña lograría tres diputados más que en 2015 aunque seguiría necesitando del apoyo de C’s, que también sube. PSOE y Podemos no rentabilizan la «operación Lezo» y pierden en dos años más de 163.000 votos y cuatro escaños.

  • Cifuentes sube tres escaños tras la crisis de la «operación Lezo»

Tiempo de lectura 4 min.

04 de mayo de 2017. 13:13h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 2/5/2017

El pacto entre el Partido Popular y Ciudadanos gracias al que Cristina Cifuentes gobierna la Comunidad de Madrid disfruta de muy buena salud. Si hoy se celebrasen elecciones en esta región, ambos partidos verían mejorados sustancialmente los resultados que cosecharon en las elecciones autonómicas de mayo de 2015 a costa de la caída del PSOE y de Podemos. Tal y como señala la encuesta realizada por NC Report para LA RAZÓN, Cifuentes ampliaría su ventaja en unos nuevos comicios, consolidándose como la opción favorita de los madrileños para encabezar el Ejecutivo, aunque seguiría necesitando del apoyo de la formación naranja.

El sondeo fue elaborado la semana pasada –a partir de 1.000 encuestas telefónicas en 44 municipios de la región– varios días después de que se destapara la «operación Lezo» –que ha llevado al antecesor de Cifuentes en la Presidencia, Ignacio González, a la cárcel– y también con posterioridad a la dimisión de Esperanza Aguirre como portavoz popular en el consistorio de la capital. Estas circunstancias y el hecho de que el PP sea el partido que más sube, confirma la tendencia de la encuesta publicada ayer por este diario sobre el Ayuntamiento de Madrid: los casos de corrupción ligados al PP de Madrid en la anterior legislatura no lastrarían las opciones electorales de esta formación.

Según los datos de la encuesta, el PP lograría actualmente un total de 51 diputados, tres más que en 2015, al conseguir un porcentaje de voto del 35,9%, 2,8 puntos más que en los últimos comicios. Ciudadanos, que hace dos años sumó 17 escaños en la Asamblea de Vallecas, ahora tendría un diputado más, es decir, 18, gracias a una subida de casi un punto (13,1%). De esta forma, el bloque PP-C’s tendría una mayoría absoluta más cómoda de la que disfrutan actualmente.

En el otro extremo, PSOE y Podemos. En mayo de 2015, ambos partidos se quedaron a solo un diputado de poder gobernar. Ahora, sin embargo, esta alternativa parece inviable. El Partido Socialista conseguiría el 24,6% de los votos, que se traducirían en 34 diputados en la cámara regional, tres menos que en 2015. El partido de Pablo Iglesias cae medio punto (18,1%) y pierde un escaño. Según la estimación de voto realizada por NC Report, PSOE y Podemos perderían en apenas dos años más de 163.000 votos. El porcentaje de madrileños que se abstendrían crece un un 6,4%.

Al analizar el voto por edades, el PP se consolida como la opción predilecta entre los madrileños con más de 30 años. Entre los jóvenes –entre 18 y 29 años–, Podemos supera cómodamente a los otros tres partidos.

En un escenario como el actual, en el que aún resta la mitad de la legislatura y en el que los partidos políticos no han anunciado sus candidatos para las próximas elecciones autonómicas de 2019, los encuestados han valorado del 0 al 10 a los líderes actuales de las cuatro formaciones en la región. Nadie aprueba, aunque Cifuentes es la que más se aproxima al cinco. La presidenta regional y del PP de Madrid obtiene una calificación de 4,5 sobre 10. Es la mejor valorada en todos los segmentos de edad, excepto entre los que tienen entre 18 y 29 años. Cifuentes consigue aprobar –con un 5,2– entre los mayores de 65 años. La actual secretaria general de los socialistas madrileños y alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, recibe en el sondeo una valoración de 3,7, siendo la peor valorada de los cuatro líderes (con un 3,2) al preguntar a los más jóvenes.

El líder de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, es el que tiene la peor nota media, un 3,1 sobre 10, lastrado sobre todo por la baja valoración que recibe entre quienes tienen entre 45 y 64 años (2,8) y entre los mayores de 65 años (2,1). Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea regional y candidato en 2015, logra la segunda mejor valoración: un 4.

Al ser preguntados por si Cifuentes está luchando contra la corrupción, la opinión de los encuestados se divide prácticamente a la mitad. Un 37,3% de los preguntados en el sondeo asegura que la presidenta autónomica sí está haciendo frente a los escándalos destapados por la Justicia mientras que un 39,9% sostiene lo contrario, siendo más acusada esta visión entre los madrileños menores de 44 años.

El Partido Popular es la formación que consigue fidelizar a un mayor porcentaje de los votantes de 2015: casi nueve de cada diez. En concreto, el 89% de los que hace dos años depositaron en las urnas la papeleta encabezada por Cifuentes volvería a hacerlo en unos nuevos comicios. Un 8,3% de esos votantes optaría por abstenerse en esta ocasión y otro 2,8% (equivalente a 29.000 vecinos) pasaría a apoyar a Ciudadanos. El partido naranja conseguiría fidelizar al 84,5% de sus votantes de 2015. La peor noticia para Ciudadanos es que otro 7,8%, es decir, 30.000 personas, pasaría en esta ocasión a apoyar con su voto al PP. En el caso del PSOE, renovaría su confianza en esta formación un 76,1% de sus electores, pese a que sólo 32.000 de ellos (4%) respaldaría ahora a Podemos. El partido morado es el menos votantes fideliza: un 69,4% respecto a 2015.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs