Política

Cinco reuniones en Moncloa, dos de ellas en secreto

Mariano Rajoy recibe a  Artur Mas en enero de 2012.
Mariano Rajoy recibe a Artur Mas en enero de 2012.

El encuentro que han celebrado hoy el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, es el quinto que celebran ambos dirigentes en el Palacio de la Moncloa, de los que tres fueron anunciados previamente y los dos restantes se celebraron en secreto.

La primera reunión que celebraron fue el 1 de febrero de 2012, con las reformas ante la crisis como tema central. Fue, además, la única vez en la que el presidente de la Generalitat compareció ante los medios de comunicación en el Palacio de la Moncloa.

El presidente catalán garantizó al jefe del Ejecutivo su disposición a colaborar "bien y a fondo"en las reformas, como la laboral, y advirtió de que era imposible que España cumpliera el objetivo de déficit fijado para 2012.

Ambos dirigentes coincidieron en que las reformas y las políticas de austeridad para reducir el déficit público eran "imprescindibles", y debían ir acompañadas por medidas de estímulo y crecimiento económico.

Mas planteó a Rajoy avanzar en el autogobierno y un pacto fiscal, que permitiera a Cataluña dotarse de un modelo de financiación similar al concierto económico, una cuestión "fundamental"para su Gobierno durante esa legislatura.

Rajoy se limitó a escucharle, según Mas, que asumió que no estaba entre las prioridades inmediatas del Gobierno central.

La segunda reunión tuvo lugar el 30 de abril de 2012. Rajoy y Mas se reunieron en secreto en Moncloa para abordar la situación económica del país, tres días antes de la cumbre del Banco Central Europeo en Barcelona.

La reunión, que se conoció casi un mes después, se centró en los Presupuestos, el papel de la UE en la búsqueda de una salida a la crisis y el problema del déficit autonómico. Mas planteó además la reclamación del pacto fiscal.

El 20 de septiembre de 2012 el presidente del Gobierno y el de la Generalitat se reunieron durante dos horas en Moncloa en medio del debate soberanista y después de la multitudinaria manifestación independentista de la Diada.

El encuentro tuvo como tema central la propuesta catalana de pacto fiscal y puso de manifiesto la distancia que separa los planteamientos de ambos dirigentes.

Rajoy ofreció a Mas la colaboración "franca y leal"y garantizó que revisaría el modelo de financiación autonómica, pero se opuso a su propuesta de pacto fiscal porque consideró que no era compatible con la Constitución, según informó el Gobierno en un comunicado.

Artur Mas, en una comparecencia en el centro cultural Blanquerna, sede del Govern en Madrid, confirmó que Rajoy le dijo que "no había margen para negociar un pacto fiscal"especial para Cataluña y consideró que el Ejecutivo desperdició "una oportunidad histórica".

El 27 de marzo de 2013 se hizo pública una nueva reunión secreta entre Rajoy y Mas celebrada en el Palacio de la Moncloa durante esa semana.

Fue la primera entrevista entre ambos después de que Mas fuera investido de nuevo como presidente de la Generalitat catalana. Coincidieron a la hora de mantener los compromisos contra el déficit, aunque evidenciaron que no había acercamiento alguno en torno al debate sobre el futuro de Cataluña.

Desde ese encuentro, ambos dirigentes han coincidido en una serie de actos tanto en Madrid como en Cataluña, hasta la reunión que han mantenido hoy en la Moncloa, que se produce unos días después de la conversación telefónica que mantuvieron el 11 de julio.