Ciutadans se extenderá por España si no hay cambios para salir de la crisis

El presidente de Ciutadans e impulsor de la plataforma Movimiento Ciudadano, Albert Rivera, ha destacado hoy que ya suma 30.000 apoyos a su manifiesto y ha anunciado que se presentarán e las elecciones generales en toda España si Gobierno y oposición no acometen cambios reales para salir de la crisis.

Rivera, quien ha ofrecido una rueda de prensa en Granada antes de participar en dos actos para presentar los principios de su Movimiento Ciudadano, ha recalcado que el próximo verano decidirán si concurren o no a las elecciones generales.

El presidente de Ciutadans ha adelantado que, tras la presentación en Madrid y los foros como el que celebra en Granada por diferentes provincias, buscarán representantes en todas las comunidades autónomas para poder optar a las generales si los partidos mayoritarios no acometen cambios estructurales en el marco de la Constitución.

Rivera ha logrado en quince días el apoyo de más de 30.000 personas a su manifiesto, en el que piden un pacto de Estado en Educación, la revisión de las leyes de partidos y electoral y la separación de poderes, entre otros principios.

"Somos como un lobby de ciudadanos y si nos hacen caso, no tendremos sentido y no optaremos a las generales. Los apoyos nos demuestran que había mucha gente esperando que la sociedad civil se organizara frente a partidos que no están interesados en sacarnos de la crisis", ha considerado Rivera.

A su iniciativa se han sumado políticos de otros partidos como el exsenador del PSOE por Granada Luis Salvador, el edil de Galdácano (Vizcaya) que abandonó el PP tras el caso Bárcenas, David Pasarin-Gegunde, o el exministro del Interior Antoni Asunción.

Junto a políticos reconocidos, Albert Rivera pretende sumar a "talentos"ciudadanos para construir un equipo "en el que hay de todo, desde porteros a delanteros, porque no creo en los salvapatrias".

Rivera ha subrayado que tras seis años de trayectoria Ciutadans se posiciona, según algunas encuestas, como la tercera fuerza más importante en intención de voto en Cataluña, con 18 escaños que lo acercan a CIU y con los que adelantaría a PP, PSOE e IU.

"Queremos ser la futura oposición en Cataluña y una alternativa de Gobierno para trabajar por la estabilidad económica y política, defender una comunidad y no un Estado en construcción", ha añadido.