Cospedal dice que «está en línea con el Gobierno» y Montoro mira al déficit

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid- La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró ayer que la rebaja impositiva anunciada por Ignacio González, está «en línea» con lo que plantea para el año que viene el Ejecutivo de Mariano Rajoy, quien, según ha recordado Cospedal, ya ha adelantado una reforma fiscal que irá acompañada de rebaja de impuestos. «Está en línea con lo que está planteándose hacer el Gobierno de España a partir del año que viene. El propio presidente del Ejecutivo ha anunciado que la próxima modificación y reforma fiscal se acompañará de una rebaja de impuestos. Por tanto, está en la dirección planteada por el Gobierno de España y en lo que siempre ha pensado el PP», subrayó la número dos de los populares.Sobre si es compatible que González se queje de que le estén dando mil millones menos y, al mismo tiempo, anuncie esta rebaja fiscal, Cospedal se limitó a decir que es el propio González quien tiene que saber «si es coherente o no es coherente». «Él plantea la rebaja de impuestos y el tema de la financiación. Y es el presidente de la Comunidad de Madrid el que tiene que hacer esa valoración», agregó. Al ser preguntada después si ella como presidenta de Castilla-La Mancha también pretende bajar impuestos, Cospedal respondió que hace ya «bastante tiempo» que anunció una serie de deducciones fiscales. «Eso es conocido. Lo hice en el último debate del Estado de la región», apostilló.

Por su parte, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas recordó ayer al presidente de la Comunidad de Madrid que las bajadas de impuestos deben ser compatibles con la reducción del déficit y con el cumplimiento de los objetivos marcados, según indicaron fuentes del departamento de Cristóbal Montoro, informa Ep. Las mismas fuentes aseguraron que las comunidades autónomas tienen capacidad normativa para aprobar rebajas de impuestos y pueden acordar estas reducciones dentro de sus planes de ajuste, aunque estas decisiones, aclararon, tienen que ser compatibles con los objetivos de estabilidad presupuestaria, que para 2014 es de un déficit del 1%. Además, destacan la necesidad de que medidas de este tipo se compensen con otras equivalentes en materia de ahorro.