De la Rosa no ratifica su denuncia contra Pujol, pero no la retira

El financiero no confirma a la jueza Coro Cillán las amenazas relatadas ante la UDEF

Imagen de archivo de Javier de la Rosa
Imagen de archivo de Javier de la Rosa

Donde dije digo, digo Diego. Ésa parece ser la máxima de Javier de la Rosa, que ayer no ratificó su denuncia por supuestas amenazas contra el ex presidente catalán Jordi Pujol formulada ante la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), aunque tampoco mostró intención alguna de retirarla por el momento.

El origen de esta polémica se remonta al pasado 29 de noviembre, cuando el financiero aseguró ante agentes de esta unidad de la Policía que había sido objeto de amenazas y coacciones por disponer de información sobre las presuntas cuentas bancarias del político catalán y sus allegados en Suiza.

Seis días después, el 5 de diciembre, De la Rosa amplió su denuncia, incidiendo en que las amenazas se habían producido después de que el diario «El Mundo» informase de la existencia de un borrador policial sobre las cuentas de la familia Pujol y del actual presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, en Suiza, en las que supuestamente se habrían ingresado comisiones cobradas a diversos empresarios durante años.

El asunto llegó a manos del magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, actual instructor del «caso Gürtel», que dictó un auto de inhibición al estimar que no era de su competencia porque no quedaba clara «la comisión de actos que supongan la consumación de una actividad delictiva» fuera de España.

La Policía había remitido la primera denuncia, así como una copia de la ampliación, a los Juzgados de Plaza de Castilla (Madrid) y, por reparto, ésta había recaído en el Juzgado de Instrucción número 43, cuya titular es Coro Cillán. La jueza aconsideró que sí era competente y decidió citar al siempre polémico financiero. Durante los escasos treinta minutos que duró su declaración ayer en el salón de actos de los juzgados, De la Rosa no quiso confirmar sus palabras.

De hecho, a la salida de la sede judicial de Plaza Castilla se limitó a decir que no había ratificado su denuncia. Por su parte, el abogado de Pujol, José Antonio Choclán, –que asistió a la declaración– también se mostró esquivo ante las cámaras que aguardaban en la calle, aunque antes recalcó que el financiero había indicado que no sabía si Pujol, Mas o sus familias tenían cuentas en Suiza, así como que no era cierto que las abrieran delante de él.

No obstante, según fuentes judiciales citadas por Europa Press, De la Rosa sí señaló ante la jueza Cillán que había presentado al entonces presidente de la Generalitat al dueño de la banca Lombard, Thierry Lombard.