Denuncian al dueño de un bar catalán que se negó a atender en castellano

Los hechos se produjeron en el bar Santos de Alcarrás, provincia de Lérida

El establecimiento donde se produjeron los hechos/R.R.
El establecimiento donde se produjeron los hechos/R.R.

Un comercial denunció este martes al propietario de un bar de la calle Major de Alcarrás (Segrià) porque se negó a atenderlo en castellano. El hombre puso una queja ante la Guardia Civil, que ha tramitado la denuncia y está a la espera de que un juez determine si los hechos tienen relevancia penal.

Un comercial denunció este martes al propietario de un bar de la calle Major de Alcarrás (Segrià) porque se negó a atenderlo en castellano. El hombre puso una queja ante la Guardia Civil, que ha tramitado la denuncia y está a la espera de que un juez determine si los hechos tienen relevancia penal.

El comercial entró en el bar Santos de Alcarrás para vender unos ambientadores dirigiéndose en castellano al dueño, que le preguntó si no sabía catalán, a lo que el comercial contestó que no. Entonces, el propietario le señaló la puerta sin decir nada más.

Después, otro trabajador de la misma empresa le advirtió que lo denunciarían y horas más tardes un agente de la Guardia civil se personó en el bar para tomar los datos del propietario.

El alcalde del municipio, Miguel Serra, ha declarado en la ACN que desconoce las formas con las que el propietario atendió al comercial pero le muestra su apoyo.

"Si la persona que tiene que comprar quiere ser atendida en catalán, tiene el derecho de exigirlo, esté en un bar, en la calle o donde esté; sólo faltaría que el vendedor no se tenga que dirigir a la persona que quiere comprar con la lengua que este desea".