Detenido en Málaga por jurar lealtad al Daesh

El arrestado, un marroquí de 27 años, estaba muy radicalizado y la Policía cree que estaba dispuesto a atentar en España

La detención ha sido fruto de una investigación conjunta de la Comisaría General de Información, la Brigada Provincial de Información de Valencia y la Brigada Provincial de Información de Málaga.
La detención ha sido fruto de una investigación conjunta de la Comisaría General de Información, la Brigada Provincial de Información de Valencia y la Brigada Provincial de Información de Málaga.

La Policía considera que estaba dispuesto a atentar en España tras jurar lealtad al Daesh

La Policía Nacional ha detenido esta mañana en Manilva (Málaga) a un joven de 27 años de nacionalidad marroquí que había jurado lealtad y obediencia al Daesh y a su califa, Abu Bakr Al Baghdadi, un paso previo, según los investigadores, a la comisión de atentados.

La detención ha sido fruto de una investigación conjunta de la Comisaría General de Información, la Brigada Provincial de Información de Valencia y la Brigada Provincial de Información de Málaga, gracias a la cual se pudo confirmar que el arrestado, M. L., mantuvo contacto directo a través de internet con terroristas pertenecientes a Daesh que se encontraban en la zona de Siria dominada por dicha organización. Además, han podido constatar que no se desplazó hasta dicho país debido a las dificultades actuales que atraviesa esta organización terrorista en su matriz en territorio sirio y por la falta de recursos suficientes para hacerse cargo de su familia en España cuando él ya no estuviese. Eso sí, la Policía considera que, llegado el caso, el detenido estaría dispuesto a llevar a cabo acciones terroristas dentro de nuestras fronteras.

En un comunicado, el Ministerio del Interior explica que M. L. había sufrido en los últimos meses un cambio de actitud que se constató en el aumento de su actividad yihadista en redes sociales, pero también en el incremento de la radicalidad de los mensajes que vertía en sus publicaciones. De hecho, uno de los contactos de M.L. en Siria había vertido amenazas contra España en sus perfiles.

Fruto de esa radicalización, el arrestado llevó a cabo el juramento de obediencia y lealtad al califa Abu Bakr Al Baghdadi y a la organización terrorista, algo que para los investigadores implica que estaba determinado a cumplir su misión yihadista en cualquier lugar. La peligrosidad del juramento realizado por M.L. radica, según Interior, en que gran parte de los atentados terroristas efectuados por el Daesh en Europa fueron precedidos por este tipo compromiso.