Política

El 27 de diciembre empieza el tic-tac

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La desorientación política no servirá de excusa para cumplir paquetes de plazos. La campaña electoral aún sobre ruedas en Andalucía finalizará a las 00:00 horas de este sábado, jornada de reflexión. A las 12:00, pero del 27 de diciembre, tendrá lugar la sesión constitutiva del Parlamento autonómico, según se acordó en el decreto con el que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, confirmó el adelanto electoral, el tercero en la historia de la autonomía. De acuerdo a lo fijado en los artículos 118 y 138 del Estatuto regional y del Reglamento de la Cámara, respectivamente, será el presidente del Parlamento quien, previa consulta a los portavoces de los partidos que hayan obtenido representación, propondrá a un candidato que deberá en primera votación obtener mayoría absoluta. De no ser así, habrá que volver a intentarlo «cuarenta y ocho horas después», y «la confianza se entenderá otorgada si obtuviera mayoría simple en la segunda o sucesivas votaciones». Conforme al ritual fijado, «se tramitarán sucesivas propuestas» de la misma forma y, si transcurren dos meses sin que ningún aspirante logre hacerse con la mayoría simple, la Cámara «quedará automáticamente disuelta». El mencionado Reglamento en concreto limita el periodo de consultas a los partidos a un máximo de «quince días desde la constitución del Parlamento», y la maquinaria descrita podría alargarse hasta mediados de marzo del próximo año.

Llegados hasta allí, habrá que volver a mirar a la máxima dirigente del Gobierno autonómico y candidata a la reelección por el PSOE-A, ya que será ella, en calidad de presidenta de la Junta en funciones, la que tendrá que convocar nuevas elecciones, como ya hizo en el decreto publicado en el boletín oficial del Ejecutivo regional, con lo que la noria comenzaría a rodar otra vez. Una vez designado por los 109 diputados andaluces al futuro presidente cuando sea, éste será nombrado por el Rey y procederá a señalar a los miembros del Consejo de Gobierno que lo acompañen.