El ex conseller mallorquín relata el amaño de un concurso para quedarse 1,8 millones

El ex conseller del Territorio del Consell de Mallorca Bartomeu Vicens (Unió Mallorquina) ha confesado que él y su dos inmediatos superiores, María Antònia Munar y Miquel Nadal, sabían que el concurso de la venta del solar público de Can Domenge en Palma en el año 2005 estaba amañado para llevarse ellos 1,8 millones.

"Tanto Maria Antònia Munar, como Miquel Nadal como yo mismo éramos conscientes y sabedores de que el concurso estaba amañado", ha aseverado Vicens en una declaración por escrito que ha realizado ante la Audiencia de Palma, donde asegura que se pactó el cobro de 4 millones de euros a la empresa Sacresa a cambio de la adjudicación.

Esta declaración, a la que ha tenido acceso Efe, tiene lugar dos semanas antes del inicio de este juicio que sentará en el banquillo a estos tres políticos por la supuesta venta irregular en 2006 de este solar.

Vicens, actualmente en prisión por otras dos causas de corrupción, detalla en su escrito el proceso mediante el cual se planeó la adjudicación de este solar con el objetivo de obtener ingresos para financiar la campaña electoral autonómica de Unió Mallorquina (UM), presidido por Munar.

En cuatro páginas, Vicens relata que fue Munar, presidenta entonces del Consell de Mallorca, quien le habló en una comida junto al ex vicepresidente Miquel Nadal de este solar y le explicó que había pactado con el ex presidente del Govern balear Jaume Matas (PP) segregar dicha finca en dos.

El Govern destinaría su parte a construir el velódromo Palma Arena, cuyo sobrecoste dio lugar al caso Palma Arena, y el Consell de Mallorca, gobernado por UM, podría enajenar la suya.

"Se pactó con Sacresa un pago (cohecho) de 4 millones de euros a cambio de la adjudicación"que se pagaría la mitad antes de la concesión y el resto después, afirma Vicens en este escrito.

En concreto, le dieron un 5 % (200.000 euros) a un empresario y 2 millones fueron al partido, mientras que Munar, Nadal y Vicens se repartieron a partes iguales 1,8 millones de euros, según la declaración de este último.

Precisamente sobre este caso, la Policía Judicial ha concluido a primera hora de esta tarde el registro en la casa de Maria Antònia Munar en la localidad mallorquina de Costitx para intentar obtener documentación y dinero en efectivo.