Actualidad

El fiscal José Manuel Maza: «No se actúa por la ideología del investigado»

Maza asegura que no recibió presión del Gobierno para relevar a Zaragoza o al fiscal de Murcia.

Maza asegura que no recibió presión del Gobierno para relevar a Zaragoza o al fiscal de Murcia.

Publicidad

Ni injerencia, ni presiones del Gobierno ni «purga alguna» por la no renovación de cinco de las 35 plazas de la Fiscalía que se abordaron la pasada semana, once de las cuales correspondían a once fiscales de Sala. El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, rechazó ayer de forma categórica que los nombramientos de Jesús Alonso, Manuel Moix y Díaz Manzanera para dirigir las fiscalías de la Audiencia Nacional, Anticorrupción y la de la Comunidad Autónoma de Murcia, respectivamente, hubiesen obedecido a motivos espurios o porque así se lo hubiesen sugerido desde el Poder Ejecutivo. De esa forma, rechazó de forma tajante las críticas en bloque de toda la oposición, que puso bajo «sospecha» sus últimas actuaciones, especialmente las relacionadas con la no renovación de López Bernal al frente de la Fiscalía Superior de Murcia y la investigación al presidente de esta comunidad, Pedro Antonio Sánchez, así como con sus nombramientos, y, especialmente, en la no renovación de Javier Zaragoza al frente de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y en el nombramiento de Manuel Moix. Junto a ello, dejó claro que la Fiscalía no atiende a la «condición o ideología del investigado» a la hora de adoptar decisiones.

Sobre el relevo en la Fiscalía de Murcia, señaló que el nuevo jefe es un «adalid» de la lucha contra la corrupción, y fue el que impulsó el «caso Auditorio».

Así, en relación con las once plazas de la cúpula fiscal, de las que ocho de sus titulares fueron renovados, dos sustituidos y uno que se nombró para cubrir la vacante de Anticorrupción, cuatro corresponden a la UPF –cuenta con unos 250 asociados–, otros tantos son no asociados –representan a la mayoría de la carrera– y tres pertenecen a la mayoritaria Asociación de Fiscales –tiene unos 500 asociados–.

Así, en relación con el cambio en la Audiencia Nacional, Maza elogió la labor desarrollada por Javier Zaragoza al frente de esa fiscalía y le definió como «uno de los protagonistas que ha logrado» acabar con la lacra del terrorismo etarra. Sin embargo, justificó su relevo en favor de Jesús Alonso en que la citada Fiscalía necesitaba un «impulso nuevo» , en que el elegido lleva más de 20 años en la Audiencia, «que no ha sufrido el desgaste» de la jefatura, y que era el «número dos a bordo». De esta forma, se seguirá «una línea de continuidad, pero renovando a la persona». En cuanto a Manuel Moix, incidió en que se trataba del candidato «idóneo» y lo justificó en que durante años dirigió la Fiscalía de Madrid, «con más de 300 fiscales», y no se vio salpicado en «escándalo» alguno.

Publicidad

Sobre la postura de la Fiscalía de no investigar al presidente de Murcia, frente a las dos fiscales anticorrupción, esgrimió que tanto la Secretaría General Técnica como los cuatro fiscales jefes de la Sala Penal del TS coincidieron en que no había razones para esa investigación, un criterio que él compartió.