El fiscal pide el archivo de la causa del alcalde de Pamplona en el 'caso Caja Navarra'

El fiscal ha solicitado el archivo de la causa respecto del alcalde de Pamplona, Enrique Maya, en el 'caso Caja Navarra', al rechazar la existencia de un delito de cohecho.

El primer edil pamplonés, imputado por el cobro de dietas de Caja Navarra, solicitó la pasada semana a la juez que instruye el caso el sobreseimiento y archivo de la causa abierta contra él.

Presentó a la magistrada un escrito de defensa en el cual señala que cuando él fue miembro de la Permanente de Caja Navarra el órgano ya estaba recogido en el reglamento y era "legal".

El fiscal ha indicado, en una providencia conocida este martes, que "procede acordar el sobreseimiento provisional de las actuaciones"para Maya al "no resultar debidamente justificada la perpetración de delito alguno por parte del mismo de los hechos que han dado lugar a la formación de la causa".

A su juicio, "difícilmente se puede considerar"que el alcalde "actuase dolosamente". Además, ha indicado que Maya, como primer edil de Pamplona, no tiene "ninguna competencia"sobre la inspección de CAN.

En el escrito, el Ministerio Público recuerda que Maya tomó posesión como alcalde el 11 de junio de 2011 y "conforme a los Estatutos de CAN pasó a ser miembro nato de la Junta de Entidades Fundadoras con el cargo de vicepresidente primero". Expone que este órgano de CAN se constituyó el 21 de junio de 2010.

"Para cuando accede al cargo ya se habían realizado diversas juntas o reuniones, tanto de la propia JEF como en sesiones de reporte o Permanente, de la que formaban parte un grupo más reducido de miembros de la JEF", añade el fiscal.

A su juicio, "la regulación de todo lo relativo al funcionamiento de la Junta de Entidades Fundadoras como de la Permanente se realiza de forma definitiva a través del Reglamento de Organización y Funcionamiento Interno de la CAN, que entró en vigor a partir del 24 de junio de 2011".

Según el fiscal, Maya intervino por primera vez como vicepresidente primero en la sesión ordinaria de la JEF el 22 de julio de 2011, "estando ya aprobado en el Reglamento, en cuyo artículo 67 se regula el funcionamiento de la JEF y en concreto en el apartado 9 de ese artículo la Comisión Permanente". También intervino, ha expuesto, en las reuniones de la Permanente del 30 de agosto y del 26 de septiembre, dos sesiones cada día.

Centrándose en estas cuatro sesiones de la Permanente a las que asistió el alcalde, el Ministerio Público indica que su existencia está "acreditada"a través de "las correspondientes actas extendidas por el secretario"y "de todas las personas que han declarado en la causa". Estas reuniones, indica, "se realizaron una vez estando en vigor el Reglamento".

Recoge también el escrito del fiscal que el alcalde acudió a estas reuniones "previa convocatoria al efecto"y "cumpliendo con lo establecido en los estatutos y en el correspondientes Reglamento de la CAN, en cuyo elaboración el señor Maya no intervino".

Sobre las reuniones dobles y triples, indica que "se admitió en la sesión constitutiva del 21 de junio de 2010"y recuerda que también la JEF "en algunas ocasiones"llevó a cabo varias sesiones seguidas o en un mismo día, "sin que además el Reglamento prohibiera después ese tipo de reuniones seguidas o en un mismo día".

El fiscal añade, respecto al contenido de las sesiones, que tenía como función específica la de "recibir periódicamente información oportuna sobre la marcha de la CAN", que, según agrega, "podrá lógicamente ser mayor o menor en función de la que los órganos informantes tengan que emitir".

Asimismo, destaca el fiscal en el escrito el "carácter jurídico privado"de las Cajas de Ahorros en general y de CAN en particular y añade que los cargos públicos que, en el desempeño de estas responsabilidades, acceden a los órganos de las Cajas, "en su actividad dentro de esas entidades de crédito, no desempeñan o desarrollan una actividad o función pública".

Para el fiscal, en este caso "no se ataca ese bien jurídico protegido 'función o actividad pública' por lo expuesto sobre la naturaleza y régimen jurídico de las Cajas". Y añade que "no se dan esos elementos del delito de cohecho pasivo impropio".

En concreto, señala que Maya, en las sesiones de la JEF y de la Permanente, "no estaba ejerciendo una función o actividad pública, es decir no trasladaba su estatus de autoridad a los órganos de la CAN, no quedando afectado el bien jurídico 'actividad pública', protegido por el tipo penal que castiga el delito de cohecho".

Expone que Maya no recibió "ninguna dádiva o regalo"sino unas dietas que "se fijan por la propia CAN"y "aprobadas por los órganos correspondientes de esa entidad privada en concepto de asistencia a las sesiones de la JEF o de su comisión Permanente, dietas cuya cuantía las determinan también esos órganos de la CAN y que son pagadas por esa entidad ingresándolas en la cuenta con la retención del IRFP".

Para el fiscal, "tales pagos tienen un carácter compensatorio por pertenecer y asistir a determinados actos concretos de un órgano asesor y/o consultivo de la propia CAN y en unas cuantías que son las mismas que se establecen para otros miembros de esos órganos".

Añade el escrito que la CAN "no puede elegir a la persona cohechada, sino que esas dietas se pagan a quien, como el señor Maya, sea vicepresidente primero de la JEF y forme parte de las sesiones". "A la CAN le es indiferente si la persona que recibe la dieta es funcionario público o autoridad o no lo es, pues está acreditado cómo siguen pagando dietas a otro imputado, en concreto a Miguel Sanz, cuando ya no era presidente del Gobierno de Navarra".

Enrique Maya declaró ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona el pasado 15 de abril y a su salida manifestó a los periodistas que tenía "la conciencia tranquila"y que su actuación había sido "correcta".

El alcalde de Pamplona mostró ese día su deseo de que la juez levantase su imputación. "No tengo demasiados datos para saber lo que ella va a acabar resolviendo; espero que sea así porque creo que he actuado correctamente y he sido capaz de trasladar, ante las preguntas que me ha hecho, todo lo que sé y creo que esto ayudará a clarificar este tema y que finalmente esta imputación ya no exista", indicó.