El fiscal recurre el permiso a Lasarte por no colaborar con la Justicia

Valentín Lasarte en Lodosa durante su último permiso
Valentín Lasarte en Lodosa durante su último permiso

La Fiscalía de al Audiencia Nacional subraya que el miembro de ETA incumplió las condiciones impuestas para su primera salida de prisión y se acercó en exceso a las víctimas de la organización.

MADRID- La Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha opuesto a la concesión de un nuevo permiso penitenciario (el segundo en menos de un mes) al etarra arrepentido Valentín Lasarte y ha pedido al juez José Luis Castro que tenga en cuenta los asesinatos por los que ha sido condenado, que «en ningún momento» ha colaborado con la Justicia y que en su primera salida de prisión «incumplió la condición» de no acercarse a sus víctimas.

El fiscal Pedro Rubira critica la «premura y rapidez» con la que al etarra, condenado a más de 300 años de cárcel por su participación en siete asesinatos, se le ha concecido este segundo permiso, dado que el anterior lo disfrutó el pasado día 7. El representante del Ministerio Público reprocha en su escrito al juez central de Vigilancia Penitenciaria que su concesión (que ha acordado la medida en contra del criterio de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Nanclares de Oca) se haya acordado «sin incluir en la resolución medidas de control y vigilancia» que eviten el posible acercamiento a sus víctimas durante ese permiso.

Igualmente, Rubira no entiende que le medida se haya adoptado sin tener en cuenta otros factores «relevantes» como «la pluralidad de asesinatos perpetrados» y la nula colaboración con la Justicia, «activa y efectiva» e individualizada, «más allá de su arrepentimiento genérico». Esto último ha quedado acreditado, añade, «en los múltiples procesos penales en los que ha sido llamado a declarar como testigo». Este requisito, subraya el fiscal, es imprescindible para la concesión de permisos penitenciarios, según estipuló la propia Audiencia Nacional en mayo de 2003.

La Fiscalía entiende, además, que Lasarte incumplió la condición impuesta por la Audiencia en su anterior salida de prisión (la primera en 17 años) por cuanto pasó sus tres días de permiso en la localidad navarra de Lodosa, que aunque fuera del País Vasco, se trata de un lugar «muy cercano a sus víctimas». Lasarte, insiste Rubira, «tiene la obligación de asumir el sentir de los familiares de las víctimas que fueron asesinadas por el penado», quienes han manifestado, recuerda, su «malestar» por la concesión de permisos al etarra arrepentido.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional concedió a Lasarte el primer permiso, también en contra del criterio de la Fiscalía, esgrimiendo su condición de arrepentido y valorando que ha cumplido ya más de la mitad de su condena efectiva a 30 años de cárcel. El ex miembro del «comando Madrid» fue condenado, entre otros, por los asesinatos del concejal del PP en San Sebastián Gregorio Ordóñez y del dirigente socialista Fernando Múgica. En su resolución, la Sala recordaba que el etarra se acogió a la «vía Nanclares» (por lo que fue expulsado de la organización criminal en enero de 2010), hizo público su arrepentimiento y se ha mostrado dispuesto a hacer frente a las responsabilidades civiles derivadas de sus condenas.