El Gobierno dice que la orden de detención contra Ponsatí sigue su curso tras un "error"de las autoridades británicas

El Ejecutivo asegura que sigue pendiente de ser admitida y que se están realizando las gestiones pertinentes para concretar y facilitar la información que sea precisa.

El Ejecutivo asegura que sigue pendiente de ser admitida y que se están realizando las gestiones pertinentes para concretar y facilitar la información que sea precisa.

El Gobierno ha asegurado que la orden de detención europea dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena sobre la ex consejera de Educación catalana Clara Ponsatí sigue su curso después de un "error"en la comunicación de las autoridades británicas.

A través de una nota, el Ejecutivo ha explicado que la calificación de "desproporcionada"con la que las autoridades británicas se han referido a la orden de extradición es un error de comunicación a la hora de trasladar la información a las autoridades españolas que ya ha sido comunicado a la Embajada española.

En este sentido, han apuntado que la solicitud cursada sigue pendiente de ser admitida y que se están realizando las gestiones pertinentes para concretar y facilitar la información que sea precisa "por medio de los procedimientos de cooperación judicial y policial previstos".

Además, el Gobierno español ha recordado que la solicitud de ejecución de una orden de detención y entrega europea es un proceso de carácter eminentemente judicial.

Llarena, que instruye la causa por el 'procés' emitió este martes una nueva orden europea de detención y entrega contra Ponsatí, fugada a Escocia, por un delito de sedición tras descartar el de malversación a la luz de la sentencia dictada por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, según la cual, la cesión de espacios para la celebración del referéndum ilegal que se le imputa a ella no entraría en ese tipo delictivo.

Durante el día de ayer la información el abogado de la exconsellera Clara Ponsatí aseguró que no se entregaría en una comisaría de Edimburgo debido a que la euroorden de detención emitida contra ella por un delito de sedición ha sido devuelta a España por las autoridades escocesas y que además, habría sido considerada como “desproporcionada” por las autoridades británicas.

"La orden ha sido devuelta a España en busca de aclaraciones, lo que significa que la profesora Clara Ponsatí no se presentará en la comisaría de Policía de Edimburgo el jueves 7 de noviembre y la audiencia en el tribunal se cancela", ha señalado el equipo legal de Ponsatí en un comunicado.

El bufete ha afirmado que "durante las últimas 24 horas"ha estado traduciendo la orden de arresto española que fue emitida por el juez Pablo Llarena este martes y que no ha sido hasta esta mañana cuando "ha llegado la orden de detención traducida".

Tras recibirla, ha añadido, "las autoridades del Reino Unido buscan ahora claridad sobre la orden de España".

"Parece haber contradicciones evidentes contenidas en una orden de 'divagación' que se extiende unas 59 páginas, que salta de (el delito) de 'rebelión' al de 'sedición', mientras que Clara Ponsatí es acusada de sedición, lo que solo se menciona brevemente en dos páginas, sin claridad en cuanto a su papel", sostuvo su abogado.

El equipo que defiende a Ponsatí, encabezado por el abogado Aamer Anwar, ha destacado que la orden "comienza con las actividades del movimiento por la 'independencia' en diciembre de 2012", pero ha precisado que la extitular de Educación "regresó para convertirse en consellera de Educación el 14 de julio de 2017".

Ponsatí, quien estuvo al frente de la cartera de Educación del Gobierno catalán entre julio y octubre de 2017, se personará ante la Policía escocesa previsiblemente el jueves 14 de noviembre a las 11.00 GMT, aunque la fecha se confirmará cuando se reciban las aclaraciones de las autoridades judiciales españolas, de acuerdo con su equipo legal.

La defensa de la antigua política ha destacado que ha sido instruida "para defender firmemente a Clara en lo que ella dice ser un 'acto de venganza motivado judicialmente' contra los políticos catalanes".

Se trata de la segunda euroorden de detención que se emite contra Ponsatí por su papel en la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, declarado ilegal.

En julio del año pasado, después de que Llarena desestimase la extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont desde Alemania, la orden contra ella se retiró y el juicio fue anulado.

Tras salir de España en 2017, Ponsatí permaneció unos meses en Bélgica junto a Puigdemont y en marzo de 2018 se reincorporó a su puesto en la Universidad de St Andrews en Escocia.