El Gobierno recuerda a Torrent que no repita «los errores del pasado» de Forcadell

"No puede pretender ser el presidente de todos y luego convertirse en el presidente de una parte", ha dicho Íñigo Méndez de Vigo

El ministro portavoz Iñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en La Moncloa. EFE/Chema Moya
El ministro portavoz Iñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en La Moncloa. EFE/Chema Moya

"No puede pretender ser el presidente de todos y luego convertirse en el presidente de una parte", ha dicho Íñigo Méndez de Vigo

El Gobierno de España instó este viernes al nuevo presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, a “no repetir los errores del pasado” que cometió su antecesora Carme Forcadell y le aconsejó que aprenda de lo que le ha pasado judicialmente.

"No puede pretender ser el presidente de todos y luego convertirse en el presidente de una parte", ha avisado, para añadir que el Gobierno no juzga sobre "intenciones"sino sobre actos y ahí será "firme y sólido como hasta ahora". Y ante la posibilidad de que Torrent acuda a Bruselas para verse con Puigdemont, ha indicado que la "única razón"que podía justificar ese viaje es que fuera a decirle que tiene que "acudir ante la Justicia como cualquier otro ciudadano".

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, hizo estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros cuando fue preguntado sobre la elección esta misma semana de Torrent como nuevo presidente de la Cámara autonómica catalana.

Méndez de Vigo aseguró que ignora si ha habido contactos entre el Gobierno de España y el nuevo presidente del Parlamento de Cataluña, aunque supuso que “no ha habido” a nivel institucional, dado que fue elegido hace apenas 48 horas.

Fuentes gubernamentales aseguraron después a Servimedia que el contacto entre el Ejecutivo y Torrent no tiene sentido en ese momento, ni siquiera a pesar de tener asumidas las competencias del gobierno autonómico en virtud del artículo 155 de la Constitución.

El Gobierno de Rajoy asume que Torrent debe centrarse estos días en las conversaciones con los partidos que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones regionales del pasado 21 de diciembre, para que pueda presentarse un candidato a la investidura dentro del plazo reglamentario previsto.

Sobre el papel que puede jugar Torrent al frente del nuevo Parlamento de Cataluña, Méndez de Vigo indicó que “no es cuestión de fiarse o no fiarse” de él sino que “es cuestión de cumplir la ley y no repetir los errores del pasado”.

Afirmó que “el Gobierno no juzga sobre intenciones, sino que juzgará sobre actos” y siempre responderá de manera “firme” en la defensa de la legalidad vigente.

Méndez de Vigo recomendó en este sentido a Torrent que debería “aprender de los errores del pasado” dado que Forcadell ha acabado teniendo que “rendir cuentas ante los tribunales” por su apoyo a que se declarara la independencia en el Parlamento de Cataluña.

Paralelamente, Méndez de Vigo ha garantizado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy impedirá una investidura del expresidente Carles Puigdemont. "El Gobierno está en el ejercicio del artículo 155 y nadie en España puede tener duda de que impedirán que se cometa cualquier ilegalidad", ha enfatizado, y ha recalcado que "no existe posibilidad política alguna de tomar decisiones al margen de la legalidad". Según ha añadido, ése es el mensaje que quieren trasladar a los españoles con "claridad"y "firmeza".

Dicho esto, ha recordado que hay "antecedentes"en el Parlamento catalán sobre las "vergonzosas decisiones"que tomó los días 6 y 7 de septiembre para aprobar las llamadas Ley del referéndum y de transitoriedad, algo que "no llevó a ningún lado"porque "los responsables de las mismas responderán ante los tribunales".

Por eso, el portavoz del Ejecutivo ha insistido en que tendrá que ser en el marco de la legalidad constitucional y del Estatuto de Cataluña como se podrá proceder a la investidura del nuevo presidente de la Generalitat.

Ante el hecho de que Puigdemont persista en una investidura telemática porque se puede gobernar desde Bruselas gracias a las nuevas tecnologías y vea una inmoralidad que se quieran respetar sus derechos de diputado, Méndez de Vigo ha afirmado que lo que es "inmoral"es "sustraerse a la acción de la Justicia".

"En el ADN del señor Puigdemont no hay nada que le diferencia de ninguna otra persona porque todos estamos sometidos a la acción de la Justicia y sustraerse a ella huyendo a otro país, eso me parece inmoral", ha enfatizado, para recalcar que el Ejecutivo está en "pleno ejercicio"del articulo 155 y "no va a consentir ninguna ilegalidad".

Tras señalar que someterse a la ley es un "principio esencial"de las reglas de juego democrático, Méndez de Vigo ha señalado que las normas "no están ahí para utilizarlas según la conveniencia de cada cuál". Además, ha recordado que hay incluso un informe de los letrados del Parlament contra una investidura telemática y ha reiterado que el Ejecutivo velará por el cumplimiento de la legalidad.

Ante la posibilidad de que hay que aplicar de nuevo el artículo 155, el ministro ha dicho que, aunque el Gobierno es el animal que suele tropezar dos veces en la misma piedra, es "una mala idea"persistir en esa vía. "Vamos a continuar con firmeza, solidez y sin la menor vacilación en el respeto a la ley", ha apostillado, par añadir que lo que quieren los catalanes es que sus gobernantes se dediquen a resolver sus problemas y no estén centrados en debates "estériles".