El Govern difundirá los «agravios» de Rajoy a nivel internacional

La Razón
La RazónLa Razón

«El Estado del diálogo». Éste es el sarcástico subtítulo que presidirá el informe que ultima la Generalitat con el propósito de poner en evidencia las deslealtades del Gobierno con Cataluña y de difundirlas a nivel internacional. El documento reunirá los incumplimientos del Gobierno a nivel económico (inversiones y provisión de recursos para le ley de dependencia, por ejemplo), las invasiones competenciales y las «agresiones» sufridas a nivel de lengua y cultura. El consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, explicó en una entrevista a la Agencia Catalana de Noticias (ACN), que la intención es remitir el documento al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y también a la comunidad internacional para que «tomen conciencia de lo que hay sobre la mesa cuando se habla de diálogo» y para que se sepa «lo que está pasando y cómo el Gobierno actúa con arbitrariedad».

Cuesta imaginar que el documento de agravios de la Generalitat vaya a servir para allanar el camino del diálogo con el Gobierno, ya que los nacionalistas catalanes han concluido que son víctimas de un Ejecutivo que no cree en las autonomías. «El resultado, hoy, después de 30 años de intentos diversos de colaboración, de terceras vías, es que quieren cargarse cosas que estaban consolidadas, como un mínimo nivel de inversión en Cataluña y la inmersión», dijo Homs.

El informe con las «deslealtades» que está enumerando la Generalitat se aprobará, probablemente, en la reunión de mañana del Gobierno catalán. Un primer punto listará las «agresiones» sufridas en los capítulos de lengua, educación, cultura y valores democráticos. Un segundo punto, referido al ámbito competencial, resumirá los conflictos con el Tribunal Constitucional, así como las normativas catalanas impugnadas por el Gobierno. Finalmente, el tercer apartado consistirá en recopilar las deudas que el Estado no ha asumido pero también las que son consecuencia de decisiones del Ejecutivo que obligan a un gasto.

La tesis de la Generalitat es que existe «una intencionalidad muy clara» por parte del Gobierno en perjudicar a Cataluña, algo que quiso demostrar con las cifras de inversiones de los Presupuestos Generales del Estado para este año. «Es la imagen más gráfica», dijo Homs. El consejero también se refirió a competencias como las referidas a cámaras de comercio, horarios comerciales, regulaciones urbanísticas y normativas medioambientales para completar su repertorio de agravios. Todo ellos demuestra su juicio, que la verdadera intención del Gobierno es cerrar el estado de las autonomías. «Como no se deben atrever porque tienen mucha gente colocada en muchos parlamentos autonómicos, lo hacen por la puerta trasera», concluyó Homs, que acabó por desafiar al Ejecutivo a plantear una reforma constitucional, ya que ahora incumple su espíritu para acoger a las autonomías.