¿Y qué se lleva Obama de España? Un jamón y el Quijote

El presidente de EE UU recibió este regalo de manos de Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), ha obsequido un jamón al presidente de los EEUU, Barack Obama

Mucho se ha hablado y se hablará de la visita del presidente de EE UU, Barack Obama, a nuestro país. Pero sin duda, el mejor recuerdo que se lleva el líder estadounidense de nuestro país es un jamón. Sí como lo oyen, un jamón.

Mucho se ha hablado y se hablará de la visita del presidente de EE UU, Barack Obama, a nuestro país. Pero sin duda, el mejor recuerdo que se lleva el líder estadounidense de nuestro país es un jamón. Sí como lo oyen, un jamón. Tras su encuentro con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, Obama era obsequiado, así se dice, con un jamón, su correspondiente jamonero (no confundir con el hombre que parte y reparte) y un cuchillo. Así, las penas por no poder ir a Sevilla serán menos.

¿Y qué ha recibido nuestro presidente a cambio? Pues una bonita caja de cristal con el escudo de Estados Unidos y la firma de Obama grabada en su interior. Un detalle, que seguramente agradeció la mujer de Rajoy, Elvira Fernández, quien tuvo la oportunidad de saludar durante unos instantes al presidente norteamericano.

Pero no es el único regalo que recibía en el día de hoy Obama. Esta misma mañana, el Rey le entregaba una edición en inglés del Quijote («Don Quixote»). Pero no una edición cualquiera de andar por casa, no. Se trata de una joya bibliográfica, encuadernada en piel de forma artesanal, y traducido por el hispanista John Rutherford, profesor de literatura española en el Queen's College de Oxford y autor de la primera traducción inglesa de "La Regenta", de Leopoldo Alas Clarín.

Por supuesto, el ejemplar incluye una dedicatoria con las firmas de Rey y la Reina Letizia -que no estuvo presente en la reunión- y en la que se menciona la famosa cita sobre la libertad que figura en el capítulo 58 de la segunda parte del Quijote: "La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos".

En definitiva, Obama no se va con las manos vacías. Si bien es cierto que el Quijote es para siempre y el jamón... qué decir.