El juez del «caso Auditorio» no prevé pronunciarse antes del 6

La defensa del presidente murciano solicitó ayer el archivo de la causa

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La defensa del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, presentó ayer en el Tribunal Superior de Justicia la solicitud de sobreseimiento libre de las actuaciones del «caso Auditorio», relacionado con estas obras cuando era alcalde de Puerto Lumbreras.

Entre los argumentos que desgrana el abogado del presidente murciano a lo largo de 34 folios, destaca la sentencia de del Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de Murcia, en la que respalda la legalidad de la adjudicación de las obras de dicho emplazamiento cultural en el municipio. Esta resolución judicial, afirma al respecto, resulta «trascendental» porque valida «la legalidad del acto administrativo».

En cuanto al destino de la subvención, alude a que el propio informe de Fiscalía recoge textualmente que los 6 millones de euros se destinaron de forma específica para la realización de las obras; y, junto a ello, se hace referencia también a que todos los peritos coincidieron en acreditar este punto, así como que en ningún momento se causó perjuicio alguno para el Ayuntamiento de Puerto Lumbreras

A partir de aquí comienzan los plazos procesales para resolver la petición de Pedro Antonio Sánchez de archivar la causa. Una vez presentado en el TSJ de Murcia, el instructor de la causa deberá dar traslado al Ministerio Fiscal para que se pronuncie sobre la solicitud formulada por el todavía presidente murciano.

En un principio, el Ministerio Público no tiene un plazo determinado para emitir su dictamen, aunque no suele ser prácticamente nunca inferior a cinco días desde que se le dé traslado por parte del magistrado instructor.

De esta forma, en el mejor de los casos, el Ministerio Público tendría en su poder la petición de archivo, con todos los argumentos esgrimidos por la defensa del presidente autonómico. El minucioso dictamen del abogado de Pedro Antonio Sánchez deberá ser estudiado también de forma minuciosa antes de emitir su opinión favorable o contraria a la solicitud. No se espera, segun fuentes jurídicas, que el mismo se produzca antes de cinco días hábiles desde el momento en se el juez de lo pase a informe.

Así, todo hace indicar que el criterio del Ministerio Fiscal se conocerá, en el mejor de los casos a mediados o finales de la próxima semana, en fechas próximas al debate de la moción de censura. Pero tampoco es descartable que con el fin de «no influir en el debate político», se posponga el dictamen fiscal.

Una vez el instructor tenga en su poder el informe de la Fiscalía resolverá si accede o no a la petición de archivo solicitada por Pedro Antonio Sánchez. Esa decisión en ningún caso se producirá antes de que se lleve a cabo la moción de censura, si finalmente persiste la misma. En su resolución tendrá en cuenta, entre otros elementos, la valoración de los peritos de la defensa y del aportado por el Ministerio Fiscal, quienes mantuvieron algunas discrepancias en sus declaraciones judicial. Este extremo es lo que podría determinar que finalmente no se archivase la causa en estos momentos, sin perjuicio de los datos que se puedan aportar en lo que resta de instrucción y que puedan, en su caso, acabar en un sobresemiento del procedimiento, según señalaron a este periódico fuentes jurídicas.

Por tanto, Pedro Antonio Sánchez no conocerá si continúa como investigado por el «caso Auditorio» hasta después del debate de la moción de censura, si es que el PSOE la mantiene y Ciudadanos decide apoyarla finalmente.