Política

El juez que frenó la exhumación de Franco se jubila voluntariamente

El CGPJ aprobará hoy su petición pese a que podía continuar como juez en activo otros seis años más.

El CGPJ aprobará hoy su petición pese a que podía continuar como juez en activo otros seis años más.

Publicidad

El juez que levantó de forma definitiva la suspensión para que el Gobierno pudiese llevar a cabo la exhumación del Valle de los Caídos de Francisco Franco cuelga la toga. José Yusty Bastarreche, titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Madrid ha pedido al Consejo General del Poder Judicial la jubilación voluntaria, antes de llegar a la edad prevista para tal situación. La Comisión Permanente del órgano de gobierno de los jueces y magistrados prevé aprobar en su reunión de hoy el informe elaborado al respecto por el Servicio de Personal del Consejo, que es favorable a la petición de Yusty. En concreto, a partir del 17 de enero del próximo año dejará de estar en activo dentro de la Carrera Judicial, según informaron a LA RAZÓN fuentes del CGPJ.

El pasado 17 de octubre, el juez Yusty archivaba la causa con relación a la licencia del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial para las obras necesarias en la exhumación de los restos mortales de Francisco Franco, por la que había acordado meses antes la paralización de la misma. Esta decisión la adoptó días después de que el Tribunal Supremo rechazara los recursos de la familia de Franco contra el Decreto-Ley del Gobierno que acordaba la exhumación y el acuerdo de que la reinhumación se llevase a cabo en el cementerio de Mingorrubio, y que el Tribunal Constitucional rechazara paralizar esa decisión.

Se da la circunstancia de que el juez Yusty podría haber continuado otros cuatro años más en ejercicio, hasta cumplir los 70, e incluso llegada a esta edad solicitar la prolongación de permanecer en activo dentro de la Carrera otros dos años. Es decir, dejará la toga seis años antes de lo que legalmente podría haberlo hecho.

Al cumplir los requisitos para solicitar la jubilación voluntaria, algo que pueden pedir los jueces a partir de los 65 años, el Consejo General del Poder Judicial le otorgará hoy el pase a la misma, con lo que dejará en breve su destino actual.

Publicidad

En el escrito que Yusty remitió al Tribunal Superior de Justicia de Madrid se limita a señalar que en breve cumplirá 66 años, por lo que solicita que se dé curso a su petición de pase a la jubilación voluntaria (aunque por error alude a la jubilación anticipada). Ante esta petición, el TSJ de Madrid envió el correspondiente informe al Consejo donde se acredita que Yusty cumple con los requisitos exigidos para esa jubilación: tener 65 años cumplidos y haber cotizado en la clase pasiva más de 30 años.

Cambio de criterio

Publicidad

De esta forma, abandonará la judicatura en activo pese a que él mismo en una comparecencia de varios testigos en el pleito relacionado con la paralización de la exhumación de Franco manifestaba, tal como se recogía en el vídeo difundido por el diario «El País» el pasado mes de septiembre, que no tenia «prisa» en resolver ese pleito porque le quedaban «cuatro años y pico para jubilarme».

Parece que ahora, a la vista de su petición, tiene otros planes para su vida personal y profesional a corto y medio plazo.

Yusty ya saltó a la opinión pública cuando en 2017 prohibió la celebración de un acto en Madrid en favor del referéndum de autodeterminación de Cataluña; acto que había sido autorizado por la entonces alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, y que iba a tener lugar en un local propiedad del Consistorio.

En relación con el conflicto separatista existente en Cataluña, también se adhirió al manifiesto «Libre e Iguales» en que se expresaba el pleno rechazo al separatismo catalán. Y sobre la Ley de Memoria Histórica también es conocida su posición contraria a la misma.