El PNV reclama que se cambien calles como la del General Yagüe

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró ayer que casi el 90 por ciento de los vestigios franquistas en lugares públicos ya ha sido retirado, como establece la Ley de Memoria Histórica, y que los que aún permanecen es porque exigen procedimientos largos y costosos. Gallardón ofreció ese dato en el Congreso al responder una pregunta del diputado del PNV Emilio Olabarria, quien acusó al Ejecutivo de no cumplir la Ley de Memoria Histórica que obliga a la retirada de escudos, insignias, placas y otros símbolos franquistas. Según explicó el ministro, de los 705 vestigios inventariados por la comisión técnica que en 2011 determinó los que debían retirarse sólo quedan 97. En cuanto a lo que corresponde al Ministerio de Justicia, se indicó la retirada de cinco vestigios y de ellos sólo queda un escudo en la Audiencia Provincial de Salamanca que se retirará próximamente. Gallardón recordó al diputado del PNV que la ley también fijó excepciones que determinan que la retirada de los símbolos no se llevará a cabo cuando sean de estricto recuerdo privado o por razones artístico-religiosas protegidas en la legislación. «La existencia de 1.300 vestigios franquistas en el Estado español acreditan una actitud insumisa» respecto a la ley, dijo por su parte Olabarria, que se refirió expresamente a la retirada de placas de calles como General Yagüe o las de los Caídos de la División Azul.