El PP gana las elecciones el 20-D y C's roza el empate con el PSOE

El PP ganaría las elecciones del próximo 20-D con el 28,6% de los votos y con entre 120 y 128 escaños, según el Barómetro del CIS

La Razón
La RazónLa Razón



El PP ganaría las elecciones del próximo 20-D con el 28,6% de los votos y con entre 120 y 128 escaños. El PSOE quedaría con el 20,8% y entre 77 y 89 diputados, seguido de cerca por Ciudadanos que lograría un 19% y entre 63 y 66 escaños.

El barómetro que ha elaborado el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de cara a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre otorga al PP una victoria holgada, con un respaldo del 28,6% lo que le daría entre 120 y 128 diputados, con el PSOE en segunda posición, con un 20,8% y una horquila de entre 77 y 89 escaños, muy cerca de Ciudadanos, formación que recibiría un 19% del voto y un número de diputados de entre 63 y 66.

Tras estas tres formaciones, aparece en cuarto lugar Podemos, con un 9,1% y entre 23 y 25 escaños para sus candidaturas en solitario, aunque también está en sus coaliciones de Cataluña (3,2% y 10 u 11 escaños), en Comunidad valenciana (2,1% y 7 diputados) y Galicia (1,3% y cinco o seis diputados).

En lo que se refiere a Izquierda Unida, que se presenta dentro de la coalición Unidad Popular, obtendría entre 3 y 4 escaños y un respaldo del 3,6%.

UPyD, por su parte, apenas obtendría un 0,7%, con lo que se quedaría sin representación parlamentaria.

El barómetro del CIS se ha realizado sobre 17.452 entrevistas personales realizadas en 1.151 municipios de 50 provincias entre los días 27 de octubre y 16 de noviembre de este año.

Llama la atención que un 10,3% de los encuestados no prevé ir a votar. Además, del 86,9% que sí tiene intención de hacerlo, hay un 41,6% que asegura no tener decidido a quién apoyar, dudando fundamentalmente entre PP y Ciudadanos, o entre PSOE y Ciudadanos.

Ante la cuestión de a quién votaría si las elecciones fueran mañana mismo, lo que se conoce como intención directa de voto, el PP aparece por primera vez desde hace tiempo en primera posición, con un voto decidido del 16,2%, superando tanto al PSOE (14,9%) como a Ciudadanos (11,6%). En este contexto de decidir ya, uno de cada cinco encuestados (19,6%) no sabe a quien apoyar.

Al añadir al voto directo las simpatías que despierta cada partido, el PSOE, que es el que cae mejor, remonta y supera por unas décimas al PP (18,9% frente al 18,6%), y Ciudadanos mantiene la tercera plaza con un 13,6%.

Con las respuestas a todo el cuestionario, que incluye preguntas sobre qué partido creen que gestionaría distintas áreas de la gestión política, el CIS concluye que el PP ganará las elecciones generales con un respaldo del 28,6%, muy lejos del 44,6% que le dio mayoría absoluta hace cuatro años pero con una ventaja de casi ocho puntos sobre el segundo, que es el PSOE.

Es la más alta en el CIS desde el barómetro de julio de 2014, cuando Alfredo Pérez Rubalcaba estaba aún al frente de los socialistas.

Ese porcentaje de apoyo otorgaría al PP, según en CIS, entre 120 y 128 escaños, a 50 escaños de la mayoría absoluta (176 diputados), pero con una distancia respecto a sus inmediatos perseguidores, que aparecen casi empatados: al PSOE se le atribuyen entre 77 y 89 escaños con su 20,8%, y a Ciudadanos se le calculan entre 63 y 68 diputados con el 19%.

Es decir, el voto a favor de Albert Rivera aseguraría la mayoría absoluta a Mariano Rajoy, mientras que la unión entre PSOE y Ciudadanos les permitiría sumar en torno a 145 escaños con los que superar al PP, pero quedarían a gran distancia de esa mayoría absoluta (30 escaños por debajo).

El cuarto en discordia es Podemos, que se presenta en cuatro formaciones electorales distintas. En solitario, el CIS le da un 9,1% y entre 23 y 25 escaños, lo que le aseguraría grupo parlamentario propio en el Congreso.

Pero Podemos también tiene candidatos en la coalición En Comú Podem de Cataluña (con Barcelona en Común, ICV y EUiA), a la que se atribuyen el 3,2% y diez u once diputados), en la alianza 'Es el Moment' con Compromís en la Comunidad Valenciana (2,1% y siete diputados), y en la marca gallega 'En Marea' con Anova, EU-IU y las Mareas, a la que se calculan un 1,3% y cinco o seis diputados. La suma de estas coaliciones, ninguna de las cuales tendría garantizado grupo propio, supera los 20 escaños, pero no todos sus componentes son de Podemos.

En cuanto a Izquierda Unida, ahora bajo la marca Unidad Popular, el CIS cree que lograría entre tres y cuatro escaños con un respaldo del 3,6%, aunque también comparte coalición con Podemos en Galicia y Cataluña.

El CIS deja fuera del Congreso a UPyD, a la que se calcula un respaldo del 0,7% frente al 4,5% que logró en 2011.

En Cataluña, el CIS calcula que la coalición En Comú Podem ganará las elecciones con entre diez y once diputados y el 3,2% de los votos, seguido de Convergncia (CDC) y su marca Democrcia i Llibertat (DL), con el 2,2% y nueve diputados, los mismos que Ciudadanos. En cuarto lugar aparece el PSC (ocho diputados) y detrás Esquerra con el 1,9% y siete escaños. Quedarían fuera del Congreso los democristianos de Unió (UDC) que encabeza Josep Antoni Duran i Lleida.

En el País Vasco la victoria es para Bildu, con entre 5 y seis diputados, seguido del PNV (cinco escaños) y Podemos (4). Con el escaño de Navarra, Bildu podría llegar hasta los siete diputados, los mismos que logró en 2011. Por contra, Geroa Bai queda fuera, al igual que el BNG, que es la primera vez se presenta en la coalición Nós. Quien repetiría escaño sería Ana Oramas , de Coalición Canaria, por Tenerife.

En la macroencuesta, el líder político mejor valorado es Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, con una nota media de 4,98 puntos, rozando el aprobado. Le siguen Aberto Garzón, candidato de Unidad Popular, con 4,62 puntos, y el socialista Pedro Sánchez 4,59), mientras que Mariano Rajoy (PP) y Pablo Iglesias(Podemos) se quedan con 3,87 y 3,31 puntos, respectivamente.

Coalición Canaria lograría el 0,3 por ciento de los votos y se quedaría con un solo representante en el Congreso.

Por otro lado, la mayoría de los encuestados está convencido de que las elecciones las ganará el PP (52,4%), aunque hay igualdad cuando se pregunta quién le gustaría que ganara (18,9% menciona al PSOE y un 18% al PP).

Eso sí, dos de cada tres encuestados (67,1%) son partidarios de que gobierne alguien distinto al PP, cuya labor en el Ejecutivo es calificada como 'mala' o 'muy mala', por el 55,9% de los encuestados. Además un 58,2% desea que no vuelva a haber mayoría absoluta.