Rajoy confía en el mismo equipo

Apuesta por la continuidad y sólo cambia cuatro cabezas de lista para sustituir las bajas como la de Soria. Confirma a Alonso, que se irá para ser candidato, y a Gerardo Camps

María del Carmen Hernández Bento será la número uno de la lista del PP por Las Palmas.
María del Carmen Hernández Bento será la número uno de la lista del PP por Las Palmas.

Apuesta por la continuidad y sólo cambia cuatro cabezas de lista para sustituir las bajas como la de Soria. Confirma a Alonso, que se irá para ser candidato, y a Gerardo Camps

Continuismo en la candidatura de Mariano Rajoy para las elecciones de junio. El PP sólo ha introducido mínimos ajustes para actualizar la lista ante algunos imprevistos surgidos desde los comicios de diciembre, como el cese, vestido de dimisión, de José Manuel Soria como ministro de Industria, Energía y Turismo y como líder del PP canario por sus operaciones en paraísos fiscales. En su lugar va Carmen Hernández Bento. En Tenerife, la número uno será Ana Zurita. O la forzada dimisión de Pedro Gómez de la Serna como diputado por Segovia por sus negocios en el extranjero: su sustituto como «número dos» será el empresario y ex portavoz del PP en el Ayuntamiento Jesús Postigo. Para estos mínimos ajustes el PP ha primado la cuota femenina.

En León, también hay cambio porque en diciembre se presentó el ex vicealcalde Manuel Cobo, que renunció días después de las elecciones por motivos personales, tras haber conseguido el escaño. Cobo sigue ligado al partido y participa en el comité de campaña. Y su puesto en la lista lo ocupa María del Carmen González Guindo.

En Málaga, la ex ministra Celia Villalobos se queda de nuevo sin ser la cabeza de lista, puesto que recae sobre Carolina España, que ocupó el tercer lugar en las pasadas elecciones, y ahora pasa a ser la «número uno» y adelanta de esta forma a Villalobos. La ex ministra y ex alcaldesa ocupó ese puesto desde 1986 hasta 2015, cuando, contra su criterio, fue relevada por José María García Urbano. Esta decisión se inscribe en la apuesta por la renovación impulsada por la dirección regional andaluza desde que tomó el mando Juan Manuel Moreno.

Por otra parte, las dudas sobre la continuidad del ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, al frente de Álava se resuelven a favor del criterio de éste, partidario de mantener un pie en la política nacional hasta que se confirme su candidatura a la Lendakaritza en las elecciones de otoño en el País Vasco. Esa designación estará, en cualquier caso, muy próxima a los comicios de junio.

La lista de Madrid es siempre la última que todos los partidos terminan de perfilar. Pero Rajoy ha apostado por modificar lo menos posible todas las candidaturas de diciembre, incluso pese a las crisis que atraviesa el partido en algunas comunidades autónomas. En el caso de la candidatura con la que él se presentó por Madrid no cuajan las presiones para conseguir ascender a Mari Mar Blanco y que no se quede fuera del Congreso como ocurrió en diciembre. Tampoco sube en puesto el secretario de Estado de Interior, Francisco Martínez. Iban el 14 y el 15, respectivamente, el 20-D. Y en el camino a los nuevos comicios no se caen tampoco algunos de los nombres que coló la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, quien tuvo que renunciar también al liderazgo de la organización regional por su responsabilidad política en los escándalos de corrupción que afectaron a su Gobierno y a su equipo. Sigue el alcalde de Boadilla, Antonio González Terol, y David Pérez, que fue en el «número 23». En Madrid, en esta ocasión, se medía hasta dónde Cristina Cifuentes mantenía el pulso para colocar su cuota. Cifuentes, presidenta de la Comunidad madrileña, ha ido asumiendo el control del partido a la espera de que se oficialice su designación como presidenta regional en el próximo congreso, que se celebrará tras el cónclave nacional. Todo está a la espera de las nuevas elecciones generales. La ministra de Agricultura en funciones, Isabel García Tejerina, se mantiene en Madrid y no sale para encabezar la lista de Valladolid, de donde es originaria. Mientras que en Baleares, otra de las comunidades en las que el PP atraviesa una crisis interna, el PP ha optado por Teresa Palmer, después de que el presidente regional, Miqel Vidal, descartase ser cabeza de lista al Congreso. Vidal lo justificó en que quiere dedicarse a tiempo completo al PP balear. En Valencia, con el partido abierto en canal por la «operacion Taula», la dirección regional no ha conseguido evitar que repita por Alicante el ex conseller de Economía Gerardo Camps, según la decisión que refrendó ayer el Comité Electoral Nacional, presidido por Alicia Sánchez-Camacho.