Ausbanc, sobre la abogada que acusa a la Infanta: «Hay que bajarle el tono»

En una conversación con Manos Limpias, dejaba entrever el modus operandi del chantaje a la Infanta Cristina.

En una conversación con Manos Limpias, dejaba entrever el modus operandi del chantaje a la Infanta Cristina.

«Hay que apagarla», que no suba tanto el «tono». Estas frases constan en una de las grabaciones efectuadas por la Policía dentro del procedimiento que instruye la Audiencia Nacional en el que se investigan posibles exigencias de dinero por parte de Ausbanc y Manos Limpias a entidades financieras a cambio de retirar una acción penal o no iniciarla. Los sujetos de esa conversación fueron Luis Pineda, presidente de Ausbanc, uno de los detenidos en el marco de esta operación, y un miembro de Manos Limpias, que no es su secretario general, Miguel Bernard –sí uno de los considerados principales colaboradores–, y esas frases se enmarcaban en la necesidad de hacer todo lo posible para que la letrada Virginia López Negrete, quien ejerce la acción popular en representación de Manos Limpias en el «caso Nóos», no fuera tan inquisitiva en lo que se refería a la acusación contra la Infanta Doña Cristina.

En esa conversación, que se produjo en fechas cercanas a la declaración de la Infanta, se alude de forma expresa a la citada letrada, porque, según se viene a decir por uno de los interlocutores, «está subiendo mucho el tono». Todo ello, la necesidad de rebajar el «pistón» en esas acusaciones, habría que entenderla, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes de la investigación, como una muestra del deseo de que se viese que por parte de quienes dirigen la única acusación contra Doña Cristina había una «buena voluntad y predisposición» para negociar un precio a cambio de retirarla y, de esa forma, permitir que, directamente, no tuviese que regresar a la Audiencia de Palma y no arriesgarse a una hipotética condena. De forma genérica, se viene a decir que es necesario «bajar el tono y las formas» para que vean que «tenemos disposición de negociar». En todo momento, al parecer, la «voz cantante», la habría llevado Luis Pineda.

En todo caso, las citadas fuentes sí dejaron bien claro que de las conversaciones intervenidas no se desprende lo más mínimo que la letrada de Manos Limpias tuviese relación con la citada cuestión. «Ella no sabía nada de nada, ni estaba al tanto de nada», aseguraron al respecto las fuentes consultadas.

Dinero difuminado

Por otro lado, las investigaciones también han sacado a la luz que el presidente de Unicaja, Braulio Medel, habría pagado más de 400.000 euros para que finalmente Manos Limpias que retirara la acusación contra él en el «caso de los ERE». Por ello, según fuentes jurídicas, es más que probable que se cite a declarar a Medel para que explique estos hechos y si realmente pagó, algo de lo que, al parecer, existen evidencias de que pudo ser así, sobre todo tras comprobar los movimientos registrados en distintas cuentas bancarias. Se da la circunstancia de que el abogado de Manos Limpias en ese procedimiento era, precisamente, Luis Pineda, presidente de Ausbanc.

En relación con ese extremo, la investigación se centra en intentar esclarecer la «ruta» del dinero presuntamente obtenido con esas extorsiones a entidades bancarias, ya que los ingresos se difuminaban entre distintas cuentas. En este sentido, todo apunta a que el dinero que recibía Ausbanc, según las fuentes consultadas, procedente de la inserción publicitaria en su revista por distintos bancos, que era el primer escalón de esa presunta extorsión, se ingresaba en un primera momento en la cuenta del sindicato, pero, posteriormente, de la misma salía hacia cuentas particulares de distintos directivos, entre ellos, el propio presidente, Luis Pineda.

Pineda, investigado por Hacienda

Por otro lado, la Agencia Tributaría ha dirigido a Luis Pineda una «comunicación de inicio de actuaciones de comprobación e investigación», para lo cual le ha citado para el próximo día 26.

En concreto, se trata de verificar si cumplió con sus obligaciones y deberes tributarios, en relación tanto con el IRPF, en el período de 2011 a 2013, como con el IVA., correspondiente a los años 2012 y el cuarto trimestre de 2013.

Entre la documentación requerida por la Agencia Tributaría a Pineda se encuentra la justificación documental de los importes consignados como rendimiento de trabajo en los ejercicios que se investigan; los contratos que amparen las relaciones laborales o «de cualquier tipo de la sociedad con personas o entidades vinculadas; los libros de ingresos, gastos y bienes de inversión; así como el libro registro de facturas «emitidas, recibidas y de bienes de inversión correspondientes a los ejercicios objeto de comprobación».

120 euros al año de cuota

Por su parte, Manos Limpias ha negado en todo momento cualquier irregularidad en su financiación. De hecho, su secretario general, Miguel Bernard, escribía recientemente en la web del sindicato que todos sus ingresos eran exclusivamente de aportaciones de afiliados y simpatizantes. «Sobrevivimos de las cuotas de nuestros afiliados (60€ hasta hace poco, ahora 120€ euros al año, menos que cualquier sindicato) y pequeños donativos, y no recibimos ningún tipo de subvención ni pública ni privada».