El Príncipe interviene por vídeo en Brasil tras la avería de su avión

Mantiene así su representación a España en el viaje oficial.

El Príncipe manda un vídeo a Brasil tras la avería de su avión
El Príncipe manda un vídeo a Brasil tras la avería de su avión

Nadie podía imaginar que ayer Don Felipe no estuviera en Brasil fomentando la inversión de empresas españolas en el país suramericano. En la noche del domingo, el Príncipe de Asturias acudió sobre las diez y media de la noche al hospital Quirón de Madrid para visitar al Rey antes de subirse en el Airbus A310, que le esperaba en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz. Según el comunicado que emitió ayer el Ejército del Aire y que sucribió la Casa Real, en la madrugada del lunes la tripulación del 45 Grupo de Fuerzas Aéreas detectó, durante las ordinarias revisiones previas al despegue, un fallo en el sensor ubicado en el ala izquierda, lo que provocó un cortocircuito que impidió el normal funcionamiento de uno de los flaps. Durante siete horas los técnicos intentaron reparar la avería sin resultado. Las posibilidades de reacción eran limitadas: el otro avión disponible, de idénticas características, se encontraba en las instalaciones de la empresa EADS en Getafe: la única aeronave a la que se podría haber recurrido, ya que estos dos aviones son los que utilizan tanto la Casa Real como el Gobierno para este tipo de desplazamientos. El avión militar Falcon no está preparado para viajes de tanta duración, por lo que, según fuentes de Casa Real, hubiera necesitado hacer tres escalas antes de llegar a puerto. La opción más razonable para conseguir que Don Felipe y la delegación que viajaba con él, pudieran aterrizar en Brasil según lo previsto fue desplazarse hasta Getafe sobre las 4:00 horas para conseguir un sensor con las mismas condiciones y sustituir el dañado. Una vez estuvo en la base aérea de Torrejón, los mecánicos necesitaron cuatro horas para encajar la pieza. Durante este tiempo, los miembros de la delegación –formada por el Secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz; el de Cooperación Internacional, Jesús Gracia y la directora General de Turespaña, Marta Blanco–, y los periodistas permanecieron en la sala de espera de la base. Mientras, el heredero de la Corona y la tripulación permanecieron en el interior del avión. Fuentes de Zarzuela informan de que pudo dormir «una hora y media». Tras estas horas de máxima tensión se procedió a una calibración con los otros sensores de flaps que, según el informe del Ejército del Aire, fue difícil de conseguir porque «habría que haber utilizado un banco de pruebas, lo que hubiera demorado en bastantes horas el despegue del avión». Esto provocó que, a las 08:00 horas, Zarzuela decidiera suspender el viaje: Don Felipe tenía una agenda estrictamente programada y el viaje dura once horas, por lo que hubiera sido prácticamente imposible amoldar el calendario institucional. «Nunca me había pasado esto y tengo unos añitos», comentó el Príncipe al bajar del avión.

Según las mismas fuentes, la otra alternativa que se barajó; recurrir a un vuelo ordinario de las compañías aéreas que viajaban tierras lusas, pero fue imposible encontrar plaza para las 10:00 horas, contando con la delegación y el equipo de Zarzuela que acompañaban al Príncipe. Otra opción que ni siquiera se planteó, y que en el día de ayer sí en diferentes medios, fue la de que utilizara un avión privado de las empresas que viajaban por su cuenta. En total; 50, entre las más pequeñas y las más poderosas. De las grandes: Santander, Telefonica, Acciona, Iberdrola, Air Europa, Indra, Garrigues y FCC. Desde la Casa razonan el descarte alegando que es impensable que la Jefatura de Estado recurra a un avión privado de un empresario para realizar un viaje que, ni siquiera es de Estado. Sólo se podría plantear en situaciones de «máxima emergencia».

La Casa Real ha encontrado la solución para subsanar la situación de que el Príncipe no haya podido estar presente en un viaje empresarial de gran importancia para el país. Un vídeo. Al igual que hizo el Rey en la cuando no pudo asistir a la Cumbre Iberoamericana de Panamá por la operación, sobre las 17:00 horas de la tarde se procedió a grabarle transmitiendo los dos discursos institucionales que tenía previstos: uno, destinado a la Red de Juderías de España, y otro preparado para el Foro Empresarial organizado por el ICEX.