Política

El PSOE reivindica su tradición republicana

El Partido Socialista exigirá a la Monarquía que muestre el "máximo respeto"al reparto de poderes dentro del sistema democrático y que ejerza sus funciones con "austeridad, transparencia, eficacia y ejemplaridad", como colofón del debate que tuvieron hasta horas de la madrugada los integrantes en la Comisión de Unión Europea y Reformas Políticas. Los socialistas reivindican su "tradición republicana", una afirmación que arrancó aplausos del plenario de la Conferencia Política que esta mañana escuchó las conclusiones de las cuatro comisiones de trabajo que anoche aquilataron el nuevo mensaje ideológico del PSOE. El republicanismo "es nuestra base cultural y política", dijo el ponente mientras el plenario le aplaudía. Sin embargo, los socialistas consideran que por el momento no hay un consenso suficiente para emprender la defensa de un modelo alternativo. Sin embargo, el PSOE exige a la jefatura del Estado encarnada en la Corona que actúe con el "maximo respeto"al reparto del poderes, y que ejerza sus funciones con "austeridad , transparencia, eficacia y ejemplaridad". Estas peticiones estuvieron acompañadas de un intenso abucheo del plenario que se interpretó como un reprobación a la Monarquía.

RELIGIÓN FUERA DE LA ESCUELA

Además, la comisión de Unión Europea y Reformas Políticas de la Conferencia socialista ha respaldado la propuesta de sacar la enseñanza de la religión del horario escolar y del curriculum educativo, así como avanzar en la autofinanciación de la Iglesia católica. Uno de los apartados que más interés despertó entre los participantes en este foro de debate fue el relativo a la profundización de la laicidad. En ese sentido, los socialistas reivindican una escuela laica y el progresivo alejamiento de la religión y la escuela. De hecho, insisten que esas clases deberían estar fuera del horario lectivo e impartise sólo bajo petición expresa de los padres. Se muestran también favorables a avanzar en el camino de la autofinanciación de la Iglesia a través de aportaciones voluntarias, con la mirada puesta en la supresión de la casilla destinada a la Iglesia en el IRPF a medio plazo. También hubo "unanimidad plena"en la petición de denunciar los acuerdos con la Santa Sede de 1979, porque no son "compatibles"con el proyecto de escula laica que propugna el PSOE. La garantía de un Estado aconfesional exige también, según los socialistas, que desapararezcan de los actos cívicos y de Estado los símbolos religiosos. Los socialistas también han debatido profundamente sobre las exenciones de pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de las que disfruta la Iglesia, En concreto, defienden que ese tipo de reducción

o exención no pueda afectar a otros edificios o propiedades que no estén dedicadas al culto religioso.

EL PODER DEL VOTO

El ponente que explicó las conclusiones de esta comsión al plenario tuvo palabras de agradecimiento expreso para "el sabio cordial"que ha sido Ramón Jáuregui, encargado de la prepració de la Conferencia Política, durante el último año y medio. En materia de profundización democrática, los socialistas asumen que toda su politica va a ir en "la dirección de recuperar el poder del voto". Por eso, la comisión respaldó la elección de candidatos en primarias, las listas desbloqueadas, la apertura de listas electorales

a inmigrantes en las elecciones municipales y la confección de listas "cremallera"en las que haya igual número de hombres que de mujeres y la creación de un circunscripción electoral para los votantes españoles en el extranjero. Salió derrotada, sin embargo, una enmienda que pretendía la supresión de la disciplina de voto para los diputados, aunque los socialistas han querido dejar constancia de su voluntad favorable a reforzar la autonomía de los parlamentarios, impulsando una reforma del Reglamento de las cámaras de reprsentación. El PSOE también muestra su voluntad de promover cambios en la norma que rige los indultos para que se limiten a aquellos que recomiendan los tribunales y que el Gobierno no tenga potestad para indultar a condenados por ciertos delitos, como corrupción, o a determinadas personas. Además, se han introducido otras dos enmiendas, una de Foro Ético para mejorar el sistema de elección de los órganos constitucionales, de manera que sean más independientes, y otra de Esteban Ybarra, para la moificación de la Ley de Partidos de manera que contemple expresamente la ilegalización de "grupos ultras". En relación a la política europea, el PSOE reconoce que le preocupa el ascenso de formaciones políticas fascistas, xenófobas y contrarias

a la Unión Europea a las que "hay que parar", en primer lugar, en las elecciones europeas del año próximo. Reclaman también trabajar en el seno de la UE por construir un modelo social, con un mercado sostenible cuyo motor sea el conocimiento y luchar contra una política que "responde a la desesperación de los inmigrantes con cuchillas". El dictámen de esta comision fue votado en el pleno donde obtuvo cinco votos en contra y, por tanto, resultó aprobado por amplísima mayoría.