Actualidad

El Rey a las tropas: “Con vuestro trabajo contribuís a la paz y a la seguridad de todos”

Se ha reunido con el presidente de la República, Barham Salih, para analizar la situación en la zona

El Rey emprende su segunda visita a las tropas en el exterior desde 2014 y reconoce el “impacto” que tienen sus “operaciones” para garantizar la seguridad del país”.

Publicidad

El Rey Felipe VI, acompañado de la ministra de Defensa, Margarita Robles; ha aterrizado esta mañana en Bagdad para emprender su segunda visita a las tropas en el exterior desde que llegó al trono en 2014. Este es precisamente el año en que se aprobó la misión en Irak, aunque las primeras tropas españolas llegaron en 2015. Y no es la única fecha simbólica, el Monarca ha querido realizar esta visita coincidiendo con su 51 cumpleaños. El contexto, además, acompaña pues -según fuentes diplomáticas- “se ha celebrado ahora porque la seguridad ha mejorado”.

El viaje ha estado rodeado del máximo secretismo y se ha coordinado con la Presidencia del Gobierno. Los militares desplegados en la zona apenas tuvieron noticia de la llegada del Rey 48 horas antes. En un primera toma de contacto con el contingente de Operaciones Especiales, Felipe VI les ha trasladado el “orgullo” que siente como “rey, español y militar” por el “impacto” que tienen sus “operaciones” para garantizar la seguridad del país. “Con vuestro trabajo contribuís a la seguridad de todos y a la paz en el mundo”, les ha espetado, al tiempo que enfatizaba en cómo la “estabilidad y el progreso de Irak nos afecta a todos”. En el lado más humano, el Rey ha reconocido el “trabajo duro” de las tropas no solo en su tarea diaria, sino en lo personal, con la dificultad que entraña “estar fuera de casa tanto tiempo”. “Afecta a la cabeza y al corazón”, ha destacado. Felipe VI ha finalizado su intervención agradeciendo “lo que hacéis y cómo lo hacéis” y destacando el “orgullo de llevar la bandera en el brazo y en el corazón”. El contingente le ha correspondido con un improvisado “cumpleaños feliz” que el Monarca ha agradecido.

Publicidad

Posteriormente, el Rey se ha entrevistado con el presidente de la República, Barham Salih, un encuentro “positivo”, en el que han intercambiado pareceres sobre la situación de la zona y que se ha desarrollado en el “mejor momento de seguridad del país”, según fuentes diplomáticas, y en el que Salih ha tenido un detalle con Felipe VI, entregándole un rosario musulmán típico de piedra iraní, con motivo de su onomástica. Tras esta cita, se ha trasladado a la base “Gran Capitán” en Beshmayah. Este es el centro neurálgico del despliegue de los 551 militares y guardias civiles que entrenan al Ejército del país en la misión de la Coalición Internacional contra el Daesh, el objetivo es ayudarles a recuperar el territorio ocupado por los terroristas. En total, se espera entrenar a doce brigadas: nueve de las fuerzas de seguridad iraquíes y tres de los peshmerga kurdos.Se calcula que el Daesh cuenta entre Irak y Siria con una cifra de entre 20.000 y 10.000 combatientes, 2.000 de los cales son extranjeros.

Publicidad

Actualmente son nueve las rotaciones que han dado cumplimiento a esta misión, siendo la actual la conformada sobre la base de la Brigada “Guzmán el Bueno” en Beshmayah. Otros lugares donde se desarrollan las actividades de adiestramiento son Bagdad, Al Taqaddum y Taji, donde se adiestra a unidades del servicio contraterrorista (CTS) por los militares de Operaciones Especiales. También forman parte del contingente español desplegado en Irak, los militares pertenecientes a la Task Force Toro (Unidad de Helicópteros) cuya misión principal es proporcionar transporte aéreo a las tropas de la Coalición, contando para ello con helicópteros Chinook y Cougar.