El Sindicato de los Mossos: «Si Forn y Trapero han mentido, pediremos su dimisión»

Califican de «ruin» y «falta de respeto» la suposición de que se podrían haber evitado los atentados.

El conseller de Interior, Joaquim Forn (L) y el jefe de los Mossos, Josep Lluis Trapero.
El conseller de Interior, Joaquim Forn (L) y el jefe de los Mossos, Josep Lluis Trapero.

Califican de «ruin» y «falta de respeto» la suposición de que se podrían haber evitado los atentados.

El sindicato de los Mossos d'Esquadra ha denunciado en un comunicado el "debate estéril"sobre la actuación policial que se ha generado después de los atentados en Cataluña y han insistido en que no existe ningún "famoso"informe de aviso sobre los ataques del 17 de agosto por parte de la CIA.

En este comunicado, los Mossos critican el debate que "está sufriendo"el cuerpo policial a través de la prensa y las redes sociales, el cual tiene el objetivo de "tirar por los suelos una gran actuación reconocida internacionalmente", y lamentan que "la palabra de la policía no valga nada".

El texto remarca que la dirección general de la policía ha repetido "activa y contundentemente"que no recibió "el famoso"aviso de la CIA sobre los atentados, tras lo que asegura que los Mossos "creen"en la palabra del mayor Josep Lluís Trapero y el conseller Joaquim Forn y que "si hubieran mentido, serían los primeros en pedir responsabilidades y su dimisión".

Los Mossos también califican de "ruin"y "falta de respeto"la suposición de que se podrían haber evitado los atentados "por un simple aviso", de los muchos que han recibido durante años y en los que "se trabaja y se analiza", han explicado.

El sindicato critica que este debate se centre en los objetivos que tenían los terroristas o en los métodos que iban a utilizar en un principio y no en la necesidad de "dotar a todos los cuerpos policiales de material y formación"sobre el terrorismo.

Así, denuncian que la Policía Nacional, la Guardia Civil y muchas policías locales "sigan hoy en día"sin chalecos antibalas, armas largas y formación para luchar contra el yihadismo, situación que es, a su parecer, "vergonzosa".