Esperanza Aguirre advierte de que o se ilegaliza Sortu o la «próxima victoria» de ETA será Otegi de lehendakari

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha rechazado este miércoles la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que ha condenado a España por aplicar la doctrina Parot, ha señalado que es consecuencia del "mal llamado proceso de paz"del expresidente de Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, y ha advertido de que o se ilegaliza Sortu o la "próxima victoria"de ETA será tener al exportavoz de Batasuna Ornaldo Otegi de lehendakari.

En una entrevista en 13TV, recogida por Europa Press, Aguirre ha señalado que ETA fue "derrotada"por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "en su momento", en la época de Zapatero y que "hoy"ETA "está alcanzando muchísimos de los objetivos que tenía y tiene"y que el próximo es que Otegi "sea elegido lehendakari", al que ha criticado por escribir todos los días una decena de 'tuits' en las redes sociales. "¿Cómo es posible?", ha exclamado.

En este punto, Aguirre ha explicado que está 'enganchada' a una serie de abogados donde el protagonista tiene la libertad condicional y no puede salir de su casa, ni hablar por teléfono, ni enviar o recibir correos y en definitiva, comunicarse. "Esto ocurre en los EEUU y no creo que se ponga en duda", ha indicado.

Así, ha indicado que hay que acatar la sentencia pero que igual que Estrasburgo se pronunció contra Herri Batasuna, lo que tiene que hacer es ilegalizar Sortu. "A ver si procedemos a cambiar la legislación penitenciaria e ilegalizar a Sortu de una vez porque, si no, la próxima victoria de ETA será tener a Otegi de lehendakari", ha insistido la expresidenta de la Comunidad de Madrid.

"LOPEZ GUERRA NO ES UN MAGISTRADO"

Por otro lado, ha señalado que "sin duda"la decisión de Estrasburgo sobre la doctrina Parot es "consecuencia"del "mal llamado proceso de paz", añadiendo que si no fuera "trágico"porque se está hablando de víctimas, "parecería un chiste"el que los etarras "estén luchando para que se les aplique el Código Penal franquista".

También se ha referido al tiempo que ha tardado la Audiencia Nacional en reunirse para poner en libertad a la etarra Inés del Río

y ha señalado que duda "muchísimo"de que "se convoquen los juicios con esta celeridad". "No sé cuál es la razón", ha señalado, al tiempo que ha reconocido que admira "profundamente"al presidente de la Audiencia Nacional, el juez Fernando Grande-Marlaska.

Sobre el juez español de Estrasburgo, Luis López Guerra, también se ha pronunciado y se ha quejado de que se le llame "juez o magistrado". Aguirre, que le conoce porque fue diputado en la Asamblea de Madrid, se ha quejado de que le llamen "magistrado"porque, en su opinión, no lo es. "No tiene nada de juez ni de magistrado", ha apuntado.

A su juicio, "para ser juez de un tribunal hay que saber más que derecho constitucional"y cree que en este tipo de tribunales, sus integrantes "son políticos de los pies a la cabeza". "Ni son magistrados ni tribunales", ha insistido, señalando que López Guerra se le puso en Estrasburgo porque era "amigo"de Zapatero y acudió "predispuesto"a derogar la doctrina Parot.

Preguntada por si cree que el Gobierno de Mariano Rajoy podría haber actuado de otra manera ante la sentencia del Tribunal Europeo, Aguirre ha indicado que "al parecer no había más remedio que cumplir esto"aunque ha reconocido que no ha estudiado el caso "a fondo para decir sí o no".

En este punto, ha recordado que cuando se dejó en libertad al etarra Josu Uribetxeberría Bolinaga mostró su desacuerdo con la decisión y dijo "con toda claridad", siendo presidenta de Madrid, que no "era cierto"que no se podía hacer otra cosa.

Aguirre ha confirmado que asistirá el domingo a la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) porque siempre ha apoyado todas las manifestaciones que han convocado las víctimas. "Y en esta ocasión no iba a ser diferente", ha apostillado.

El estado autonómico no ha sido un "éxito"

En otro orden de cosas, Aguirre consideraque el estado autonómico no ha sido un "éxito"y que hay que hacer una "reflexión"para cambiar lo que "sobre"porque no se pueden "pagar 17 administraciones".

"Creo que el sistema autonómico se hizo para que Cataluña y País Vasco se sintieran más cómodos en el conjunto de España y 35 años después hay una parte de ellos que están en contra, por lo que me parece que no ha sido un éxito el estado autonómico.

En este sentido, ha indicado que como no ha sido un éxito, no se pueden pagar 17 administraciones y hay que "reflexionar sobre ello y cambiar lo que sobre". "Hay que reflexionar y todas las duplicidades hay que quitarlas", ha reiterado.

Aguirre ha recordado que cuando se hizo la Constitución, se pensó en dos rangos de autonomías para diferenciar a las que se pensaba que tenían un "sentimiento regionalista o autonomista como País Vasco o Cataluña"pero que no salió bien porque el PSOE empezó a decir que Andalucía tenía que ser una nacionalidad"y se le ha dado "el rango a muchas otras comunidades".

La presidenta ha añadido que el problema reside en que "el café para todos a quienes querían singularizarse de una manera"no ha funcionado porque les parece que no están "singularizados".

Rajoy hará lo que "hay que hacer"si el "desafío"de Cataluña "va a más"

Aguirre, se ha mostrado "convencida"de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hará "lo que tiene que hacer"si el "desafío"de Cataluña "va a más".

Aunqueha reconocido que comparte con el expresidente de Gobierno José María Aznar que no es "tolerancia"el que "la ley se incumpla"en la cuestión soberanista, ha añadido que "Rajoy está haciendo lo que hay que hacer, que es que se cumpla la ley". "Y estoy convencida de que si el desafío va a más, (también) lo hará", ha dicho.

No obstante, ha señalado que si le preguntan si hace falta hacer "algo más", ha indicado que se tendría que explicar "más y mejor"cuestiones como las balanzas fiscales y la "historia real". "Que se conozca la realidad con los datos", ha apuntado.

Por otro lado, ha indicado que la secesión "no es que no la permita la Constitución Española"sino que "no la permite ninguna constitución del mundo occidental"y ha apuntado que no se pueden "creer"que en esa "república catalana con la que sueña Mas"se iba "a admitir el derecho de secesión". "No se lo creen de ninguna manera porque no es posible", ha apuntado.

En otro orden de cosas, ha indicado, tras conocer que España sale de la recesión después de crecer un 0,1 por ciento en el tercer trimestre, que el Gobierno debería replantearse volver a bajar los impuestos.

"El Gobierno dijo que en el 2014 iba a volver a poner los impuestos como se los encontró, que ya las había subido Zapatero. Ahora lo han retrasado al 2015 (pero) si vienen los brotes verdes espero que lo reconsidere", ha manifestado.