Exteriores convoca a la embajadora boliviana ante las expropiaciones de las eléctricas

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha convocado a la embajadora de Bolivia en España, Carmen Almendras, para trasladarle el "malestar"del Gobierno por la nacionalización de filiales de empresas españolas en el país, una política que ha afectado a Red Eléctrica de España (REE) e Iberdrola.

La reunión de la embajadora con el director general para Iberoamérica del Ministerio, Pablo Gómez de Olea, se celebró ayer, aunque la expropiación de acciones de REE tuvo lugar el pasado mayo y las de Iberdrola se nacionalizaron en diciembre, un retraso que fuentes diplomáticas atribuyen a problemas de agenda.

De hecho, ya están en marcha las negociaciones para que las empresas sean compensadas y la semana pasada REE destacó la buena disposición del Gobierno boliviano para pactar la valoración de su filial expropiada, Transportadora de Electricidad (TdE).

Si las conversaciones no se tuercen, fuentes de la compañía descartaron presentar una demanda de arbitraje.

El secretario de Estado para Iberoamérica, Jesús Gracia, que compareció en el Senado también la semana pasada, reclamó una "indemnización justa"para REE e Iberdrola.

Señaló además que el Ejecutivo de Mariano Rajoy entiende las nacionalizaciones en sectores estratégicos en Bolivia porque forman parte del programa de gobierno de Evo Morales, aunque precisó que se le había pedido que fuera "más discreto"al ejecutar las expropiaciones porque puede parecer que el problema es mayor del real.