Fernández Diaz a los presos de ETA: «no vamos a aceptar pulsos al Estado»

La Razón
La RazónLa Razón

El ministro del Interior ha abogado por "conseguir entre todos gestionar bien el final de ETA"para que "la derrota policial"de la banda terrorista "no se convierta en una victoria política".

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido hoy que el Gobierno no aceptará "pulsos al Estado y ha recordado a los presos de ETA que para acogerse a los beneficios penitenciarios que contempla la ley deben desvincularse de la organización terrorista, asumir el daño causado y pedir perdón.

De esta forma se ha expresado el titular de Interior tras el acto de colocación de la primera piedra del nuevo cuartel de la Guardia Civil en Fitero y al ser preguntado por las peticiones de excarcelación y del fin de la dispersión que se han formulado en un acto celebrado en Alsasua, en el que huidos de ETA se han ofrecido a colaborar para lograr el retorno a España de todos los terroristas en su situación, informa Efe.

Unas reclamaciones ante las que Fernández Díaz ha reiterado que "se va a cumplir la ley"y que la legislación penitenciaria establece "muy claramente los requisitos"que tienen que cumplir los presos terroristas si quieren acogerse a beneficios.

"La posición del Gobierno la dejó expresada con mucha claridad con ocasión del debate sobre el estado de la nación el presidente del Gobierno y se resume en dos palabras: disolución y legalidad", ha dicho.

En este sentido, ha insistido en reclamar que "se disuelva ETA"y en recordar a los presos que con desvincularse de la organización terrorista, asumir el daño causado y pedir perdón a las víctimas pueden entrar en programas de reinserción y, por tanto, que deje de afectarles la política de dispersión que se aplica por pertenencia a una banda terrorista.

"Si esa organización se disuelve ya no tiene sentido la política de dispersión y, si no se disuelve, pero el penado se desvincula públicamente de la organización tampoco tiene que aplicársele la dispersión", ha subrayado.

No obstante, ha añadido que "peticiones individuales en el marco de decisiones colectivas no sirven"y "declarar que se lamenta el daño multilateral causado no es decir nada, sino que hay asumir claramente el daño causado como miembro de una organización terrorista".

"A partir de ahí y en cumplimiento de la ley podrán tener acceso a algunos de los beneficios que plantean. Ahora, pulsos al Estado no se le van a tender y el Estado no acepta pulsos al Estado", ha sentenciado.

Jorge Fernández Díaz también ha abogado este sábado por "conseguir entre todos gestionar bien el final de ETA"para que "la derrota policial"de la banda terrorista "no se convierta en una victoria política".

"La Guardia Civil, la Policía Nacional, otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las autoridades judiciales, la cooperación internacional y el testimonio ético y moral de las víctimas del terrorismo, que jamás cayeron en la tentación de tomarse la justicia por su mano, han hecho que hoy ETA afortunadamente esté policialmente absolutamente derrotada", ha resaltado el ministro del Interior, informa Ep.

Según ha señalado, "hoy ETA son los presos, sus presos y poquita cosa más"y ha subrayado que "eso no ha sido gratuito", ya que "más de 200 guardias civiles, casi 150 policías nacionales y muchas otras personas de otras instituciones han dejado la vida para que la derrota de ETA sea una realidad".

En este punto, Fernández Díaz ha hecho balance de la lucha contra ETA realizada en Navarra por parte de la Guardia Civil. Ha detallado que el Instituto Armado ha sufrido 61 atentados contra personas e instalaciones y que han fallecido un total de 13 agentes.

Además, según ha expuesto, 44 guardias civiles han resultado heridos en Navarra en atentados de ETA, en los que 14 familiares de agentes han sido heridos y 22 acuartelamientos han resultado afectados.

Asimismo, ha destacado el ministerio del Interior, la Guardia Civil ha desarticulado 30 comandos de ETA en Navarra y ha detenido a 203 miembros de la banda terrorista.

Durante su intervención en el acto para colocar la primera piedra del cuartel de Fitero, Fernández Díaz también ha destacado que ETA ha sido policialmente derrotada y que gracias a ello hoy la banda terrorista "son sus presos y poquita cosa más".

Asimismo, ha considerado que el futuro cuartel contribuirá "eficazmente a la mejora del estado general de la seguridad ciudadana tanto en el propio municipio como en toda la comarca".

Fernández Díaz, que ha estado acompañado en el acto por la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, y otras autoridades locales y regionales, ha destacado que con la colocación de esta primera piedra se da por concluido un periodo que comenzó hace 22 años con el cierre del antiguo cuartel de la Benemérita en la localidad.

Al ser preguntado por los periodistas por las criticas a la construcción del cuartel, el titular de Interior ha defendido que el Parlamento navarro se pronunció de forma mayoritaria a favor de su edificación y que hay circunstancias del municipio, como la existencia de un balneario por el que pasan cien mil personas al año, que hacen que esté plenamente justificado que la Guardia Civil vuelva al municipio en el que estuvo anteriormente durante cien años.