Fernando Savater: «Del Gobierno sólo espero que no nos condene a nosotros»

Pese al acoso sufrido ayer en Rentería, asegura que «no lo han conseguido y no vamos a retroceder»

Fernando Savater experimentó ayer, como en tantos otros actos en el País Vasco años atrás, como un grupo de proetarras les acosaron y trataron de amedentrarles para conseguir su retirada de Rentería.

Fernando Savater experimentó ayer, como en tantos otros actos en el País Vasco años atrás, como un grupo de proetarras les acosaron y trataron de amedentrarles para conseguir su retirada de Rentería. Pero, «no lo han conseguido y no vamos a retroceder», explica, confiado, el filósofo.

¿Cómo se ha sentido tras el boicot?

Estoy bien, solo cansado. Pero satisfecho porque hemos hecho el acto tal cual estaba previsto, con los rebuznos y cencerros de siempre de fondo. Hemos demostrado que no vamos a dejar de recorrer España, ni vamos a retroceder ante estos comportamientos. Lo hemos probado, ahora que la gente lo vea y lo juzgue. Ellos no se han salido con la suya, a pesar de que en los días anteriores nos decían que no nos íbamos a atrever a ir. Pues mira, hemos ido, nos hemos atrevido y hemos hecho el acto y nos hemos ido tranquilamente, sin necesidad de contestar a los gritos. Estos abucheos son síntoma del despecho de que no han podido impedir que estuvieramos allí.

¿A qué corresponde esta animadversión?

A su ideología totalitaria. No admiten opiniones contrarias a las suyas. Están empeñados en seguir manteniendo el chiringuito que se han hecho mental y no están dispuestos a debatir racionalmente porque lo suyo es berrear. Hay quien nace para pensar y otros para berrear, los que teníamos en frente hoy (por ayer), han nacido para berrear.

¿Qué pueden hacer los partidos para frenar estos nacionalismos?

Necesitamos mayorías suficientes que gobiernen sin complejos y que expliquen a los ciudadanos que España no es un Estado de territorios, sino de ciudadanos. Un gobierno que lo tenga claro y que no éste apoyado en los radicales antidemocráticos.

¿Con el gobierno del PSOE no es posible?

Con estos socialistas no se puede ir a ninguna parte. Es importante que los votantes le den una buena lección en las urnas, es decir que los que de verdad tengan simpatía por el PSOE deberían votar en contra de ellos para ver si pueden recuperar un verdadero PSOE que no haga daño al país.

A la hora que estamos hablando no ha habido todavía condena del Gobierno...

Mientras que no nos condenen a nosotros, vamos bien. (Risas). Es lo que ocurrió cuando fuimos a Alsasua. Quiero pensar que no todos los socialistas actúen así.