González dice que Lapuerta controlaba las adjudicaciones

Zaplana reconoce ante el juez que habló con el ex presidente madrileño de la grabación con la que se intentó chantajear a Rajoy

El ex presidente de la Generalitat valenciana y ex ministro de Trabajo Eduardo Zaplana reconoció ayer ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que el ex presidente madrileño Ignacio González le habló de la existencia de una grabación en la que un empresario reconocía pagos en «b» al PP y con la que se habría chantajeado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, informa EP. Zaplana, citado en calidad de testigo, explicó que el ex mandatario regional le habló de la existencia de la grabación del ex gerente del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel aunque precisó que no sabe si es cierto o no. Fue preguntado también por la presunta financiación ilegal en el PP, si bien dejó claro que no conoce nada de esos presuntos pagos en «b» y que desde que abandonó la política en el año 2008 no ha vuelto a ocupar un cargo interno en la formación.

Por su parte, González acusó al ex tesorero del Partido Popular Álvaro Lapuerta de intentar influir en las adjudicaciones públicas que concedía la Comunidad de Madrid, y aseguró que quiso imputarle comisiones ilegales que no percibió. Durante las dos horas que declaró el ex presidente de la Comunidad de Madrid ante José de la Mata, el juez que investiga los papeles de Bárcenas y la supuesta caja B del PP, relató que el ex tesorero nacional llamaba a sus subordinados para obtener información sobre las concesiones que otorgaba el Gobierno regional, si bien no ha especificado cuáles, informa Efe. González fue citado ayer como testigo, junto con el ex ministro Eduardo Zaplana, por una conversación pinchada en el «caso Lezo» en la que hablaron de un supuesto chantaje a Rajoy con una grabación en la que el ex presidente de la constructora Degremont Rafael Palencia, imputado en este caso, reconocía el pago de comisiones al PP. González, que como testigo estaba obligado a decir la verdad y a contestar a todas las partes, aseguró que dio instrucciones expresas a sus subordinados para que no informasen a Lapuerta, que al tener demencia no fue juzgado en Gürtel, sobre las adjudicaciones que se concedían en la Comunidad. Aseveró que sus problemas comenzaron cuando accedió a la vicepresidencia regional en 2003 y acusó a Lapuerta de imputarle el cobro de una comisión a cambio de una adjudicación en el municipio de Arganda del Rey.