Política

Gordillo incumple su palabra y se aferra ahora al sillón de alcalde

Se escuda en que en su partido no hay nadie dispuesto a sustituirle

El futuro de Juan Manuel Sánchez Gordillo en el Parlamento es aún incierto
El futuro de Juan Manuel Sánchez Gordillo en el Parlamento es aún incierto

Juan Manuel Sánchez Gordillo, en su papel de «mesías rojo», continúa con su doble homenaje marxista (de un lado Karl, de otro Groucho: «Éstos son mis principios pero si no les gustan, tengo otros») y ha anunciado que se queda como alcalde de Marinaleda (Sevilla) y renuncia a su escaño como parlamentario. Recientemente comunicó lo contrario. Según la Candidatura de Unidad de los Trabajadores (CUT), que encabeza el propio Gordillo, la negativa de los concejales del equipo de Gobierno del municipio sevillano a asumir el relevo en la Alcaldía es la causa del cambio de idea del carismático líder jornalero.

Fuentes de la CUT señalaron a Ep que a última hora del sábado se había convocado un Pleno extraordinario para la elección del nuevo regidor pero, «minutos antes», fue suspendida debido a que durante la tarde el equipo de Gobierno mantuvo una reunión en la que «todos los concejales le transmitieron a Sánchez Gordillo su negativa a aceptar la renuncia». «Ninguno de los ediles está dispuesto a asumir la responsabilidad de ser alcalde», señalaron las mismas fuentes, que explicaron así «la necesidad» de suspender el Pleno y de que Sánchez Gordillo renuncie a su acta como parlamentario. Desde la CUT señalan, no obstante, que esta decisión «aún no es definitiva», ya que la intención del líder jornalero era seguir en el Parlamento y, en caso de que cambie la situación en el equipo de Gobierno, Gordillo aún podría dejar la Alcaldía. «La renuncia al acta de parlamentario tiene que ser notificada en la Cámara andaluza por parte de Sánchez Gordillo y eso no se ha hecho, por lo que la decisión todavía no es oficial y definitiva», añadió la CUT. La Ley Electoral andaluza considera incompatibles los puestos de alcalde y parlamentario. La comisión del Estatuto del Diputado, encargada de declarar esta incompatibilidad, se reúne este miércoles. Tras la sentencia del Tribunal Constitucional que avaló esta norma, renunciaron a su escaño los populares Zoido, Nieto, Rodríguez, López Gabarro y Cara. Sólo Esperanza Oña y Gordillo optaron por la Cámara.

El coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, admitió que «no deja de sorprender» la decisión de Gordillo, pero recordó que es «genio y figura». «No deja de sorprendernos que había decidido una cosa y ahora hace otra. Juan Manuel es genio y figura, no hay que darle más trascendencia», apuntó Maíllo. Por su parte, el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, consideró «normal» el cambio de parecer y añadió que, al final, la «simbiosis» con Marinaleda «ha podido más».