Grande-Marlaska: «España no es un país de corruptos sino uno donde se investiga»

El juez Fernando Grande-Marlaska
El juez Fernando Grande-Marlaska

El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando Grande-Marlaska, ha destacado que España no es un país de corruptos, "aunque todos los días los ciudadanos desayunen con noticias inquietantes", sino uno donde se investiga y preocupa este tema.

En este sentido, ha detallado que nuestro país cuenta con "los medios judiciales"y, además, ha creado una unidad de apoyo a las causas de corrupción. Asimismo, ha remarcado que "la separación de poderes en España está más que aseada"y, a pesar de que son conscientes de las presiones sociales por una sociedad que está "más o menos cansada"de los casos de corrupción, los jueces "están preparados para aguantarla"y que no les afecte en su criterio.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Ep, Grande-Marlaska ha asegurado que se apartó con "procedencia"al magistrado Pablo Ruz de la investigación del caso Gürtel, tras sacar a concurso su plaza del juzgado 5 de la Audiencia Nacional que ocupaba el juez.

"Podría haber continuado en la Audiencia hasta el 30 de junio, pero había que normalizar la situación", ha aclarado, explicando que la única diferencia es que se ha ido el 22 de abril, dos meses antes. En este contexto, ha detallado que su sucesor ha tomado posesión del cargo hace una semana.

Preguntado por si es ilegal dar los nombres de las listas de las personas que se acogieron a la Amnistía Fiscal, ha recordado que la ley general tributaria establece que, en materia fiscal, es secreto. No obstante, ha matizado que "otra cosa es que las investigaciones trasciendan al ámbito judicial por un delito"en cuyo caso se podrían conocer las supuestas personas que habrían cometido irregularidades.

En cuanto a la ley de justicia universal, Grande-Marlaska ha subrayado que debería haber una conciencia global y una corte internacional que asumiera más competencias porque actualmente "está muy limitada". Además, ha señalado que haría falta generar "tribunales firmes en la materia"en los que se garantizase la persecución de estos delitos.